Principal Internacional Hay que poner fin a la discriminación contra las mujeres y los...

Hay que poner fin a la discriminación contra las mujeres y los niños afectados por la lepra

55
Compartir

Demasiadas mujeres y niños afectados por la lepra, también conocida como enfermedad de Hansen, son víctimas de estereotipos, abuso físico y verbal, retrasos en el diagnóstico y falta de atención adecuada, denunció una experta de la ONU en derechos humanos en el Día Mundial contra la Lepra.

Los Gobiernos deben poner fin a la segregación informal y la negligencia institucionalizada de cientos de miles de mujeres y niños afectados por la lepra, aseguró una experta independiente de la ONU en el Día Mundial para luchar contra esa enfermedad.

«Demasiadas mujeres y niños afectados por la lepra, también conocida como enfermedad de Hansen, son víctimas de estereotipos, abuso físico y verbal, retrasos en el diagnóstico y falta de atención adecuada», declaró Alice Cruz, relatora especial de la ONU sobre la eliminación de la discriminación contra las personas afectados por la lepra y sus familiares.

La experta expresó su preocupación por la «falta total de planes específicos por parte de los Estados para abordar las necesidades particulares de las mujeres y los niños afectados por la lepra y poner fin a la discriminación y la violencia contra ellos».

Citando razones institucionales, el último informe de Cruz  al Consejo de Derechos Humanos afirma que muchos casos de mujeres y niños afectados no se denuncian.

Aunque sus sistemas inmunesparecen ser más propensos a la lepra, del 10 al 20 por ciento de los niños dejan de tomar medicamentos porque los tratamientos disponibles simplemente no son apropiados para su edad. Además, casi la mitad de las mujeres afectadas experimentan depresión y / o pensamientos suicidas.

«Las personas afectadas no solo son las que se quedan más atrás, sino que permanecen activamente fuera de la agenda, fuera de la historia», aseguta la relatora.

Las prácticas discriminatorias perduran

Los pacientes con lepra y sus familias han sido «sistemáticamente sometidos a deshumanización en diferentes contextos culturales», recalca Cruz.

«La estigmatización sigue institucionalizada en la arquitectura y el funcionamiento de los Estados», dijo, y señaló que más de 50 países tienen cientos de leyes discriminatorias contra las personas afectadas por esa enfermedad.

La experta de la ONU acogió con satisfacción las mejoras en la respuesta de algunos gobiernos, incluidas las actividades de sensibilización, las campañas para mejorar la detección y el diagnóstico precoz, y el acceso al tratamiento.

Sin embargo, lamentó que demasiadas naciones con altas tasas de incidencia y leyes discriminatorias no respondieran a sus solicitudes de visitas o hubieran acordado una visita meses después de haber aceptado su solicitud.

«Los Estados deben abolir todas las leyes discriminatorias e implementar los Principios y directrices para la eliminación de la discriminación contra las personas afectadas por la lepra y sus familiares», dijo Cruz, y también pidió una mayor inclusión de las mujeres y los niños afectados por la lepra en esas decisiones.

Los relatores especiales son parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Son designados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra para examinar e informar sobre un tema específico de derechos humanos o la situación de un país. Los puestos son honorarios y los expertos no son personal de la ONU, ni se les paga por su trabajo.