Guadalupe Álvarez Naveda, pionera en educación especial para niños con discapacidad intelectual

Pionera en educación especial para niños con discapacidad mental, la maestra Guadalupe Álvarez Naveda, de origen veracruzano, se ha destacado también en el ámbito de la investigación. Nacida el 7 de agosto de 1927, fue galardonada por la UNESCO en 1988 en reconocimiento a sus méritos pedagógicos.
A sus 92 años de edad, Guadalupe Álvarez Naveda se dedica a asesorar a maestras y estudiantes, así como a instituciones académicas, en los campos de la educación y la investigación en esta materia, razón por la cual se reconoce la importancia de su trabajo, que toma en cuenta la inclusión social de este sector.
Con estudios en la escuela Sor Juana Inés de la Cruz y la Escuela Normal, a la cual ingresó en 1941, Álvarez Naveda se tituló con la tesis La actividad espontánea en el niño, con la asesoría de la profesora Graciela Rivera de Pozos.
Al principio, quiso dedicarse a la educación primaria, pero fue animada por sus colegas a enfocarse en los niños con discapacidad mental, de ahí que obtuviera una maestría con la tesis Procedimientos del diagnóstico de la deficiencia mental, en 1951.
Ya instalada en la Ciudad de México, Guadalupe Álvarez trabajó como maestra en una escuela del sur. Con el tiempo ocupó el puesto de jefa de Gabinete de Psicometría en lo que hoy es la Escuela Normal de Especialización; y al volver a su tierra natal, Xalapa, fue nombrada jefa de la Sección de Psicopedagogía de la Dirección de Educación Popular.
A partir de 1951 ocupó diversos puestos de alto nivel en diferentes facultades de la Universidad Veracruzana. Como jefa de Psicometría de la Clínica de Conducta de esta institución, Álvarez realizó una importante contribución a la investigación sobre debilidad mental y niños con problemas de aprendizaje en las escuelas de Xalapa.
Este trabajo condujo a la creación, el 2 de marzo de 1966, del Instituto Roberto Solís Quiroga para Niños y Niñas de Lento Aprendizaje, que se convirtió en modelo a seguir en todo el país.
Hace 40 años, la Secretaría de Educación Pública creó cinco Escuelas Federales de Educación Especial en Veracruz, una de ellas dedicada exclusivamente a deficientes mentales; las otras, a problemas de audición, comunicación y conducta.
Cabe señalar que en 1970 se crea por decreto la Dirección General de Educación Especial como una instancia que debía organizar, administrar y vigilar el sistema federal de este tipo de instituciones y la formación de docentes especializados.
Este hecho marca un hito en la historia de la educación especial en nuestro país, pues gobierno reconoce la necesidad de atender a esta población rescatándola de la marginación y procurándole un contexto educativo adecuado.
Guadalupe Álvarez Naveda es autora de los libros Apuntes de psicometría pedagógica (1956), Diccionario escolar ilustrado ECO (1957), Etapas de maduración (1962), Cómo conocer al educando (1963), Psicología educativa (1963), Técnica psicométrica (1965) y Psicología infantil (1975), entre otros títulos.
Jubilada desde 1981, la maestra continúa apoyando con asesorías y recomendaciones a las nuevas generaciones que así lo requieran.
En 1985 fue designada Mujer del Año por la Unión Femenina Iberoamericana; y en 1988 fue galardonada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como profesionista emérita dedicada al proceso educativo de las personas con capacidades especiales. “Todo lo que hace un menor, tiene valor”, es su lema profesional.