Las y los diputados del Grupo Parlamentario del PRI votamos a favor de un periodo extraordinario para aprobar las reformas que facultan al gobierno a realizar contrataciones internacionales con organismos intergubernamentales para adquirir medicamentos, insumos médicos y vacunas a mejores precios, haciendo uso de fondos de la OMS y la OPS. Como parte de un poder del Estado mexicano, cumplimos con nuestra responsabilidad de adecuar el marco jurídico para que la gente no se quede indefensa ante epidemias y enfermedades.Las situación de emergencia obliga a todos a llevar a cabo acciones extraordinarias para hacer frente a la crisis sanitaria. Aprobaremos las reformas porque estamos del lado de las personas y así el gobierno no tendrá pretextos para no cumplir y echar culpas a otros. Esta administración debe asumir su responsabilidad ante el pésimo manejo que le ha dado a la pandemia del COVID-19, provocando más de 44 mil muertes y sin lograr controlar los contagios.

Las y los diputados priistas daremos seguimiento y, como Poder Legislativo, vigilaremos que el gobierno federal garantice que los medicamentos sean de alta calidad para no poner en riesgo la vida de las y los mexicanos. Reconocemos que esta situación es extraordinaria y merece medidas emergentes, pero que no se confundan, el gobierno no puede convertir la discrecionalidad en las licitaciones en una regla, ni tampoco violentar acuerdos comerciales que México ha suscrito.

El gobierno debe cuidar que se garantice piso parejo entre proveedores extranjeros y la industria nacional, para no afectar la estabilidad y generación de empleos en ese sector de la economía.

En la agenda incluimos otros temas que también son de suma relevancia, como la defensa de los Fideicomisos; logramos, a través del parlamento abierto, que se conserven 39 de 44 que incluyen recursos de vital importancia para el país, como el FONDEN en la atención de desastres. Insistiremos en que se mantengan los Fideicomisos destinados al desarrollo rural, mantenimiento de cruces ferroviarios, a la innovación tecnológica en las aduanas, entrega de apoyos a ex braceros y a fortalecer a pequeños emprendedores de la generación de energías.

Se incluirán dictámenes que fortalecen la paridad total, armonizando un conjunto de leyes para que ésta sea una realidad; se trata de reformas para evitar la discriminación y la violencia política en razón de género, garantizando el empoderamiento de las mujeres. En materia de transparencia, se aprobó en comisiones una reforma por la cual se establece que el Poder Judicial de la Federación y los poderes judiciales estatales darán máxima publicidad a sus sentencias, para que la ciudadanía pueda conocer versiones públicas de éstas.

El Estado mexicano requiere de un organismo que dé orientaciones especializadas y con un alto perfil técnico en materia hacendaria al trabajo legislativo, permitiendo la construcción de mejores leyes; que además realice análisis, seguimiento y evaluaciones de su implementación y de la política fiscal y hacendaria del gobierno.

Finalmente, las y los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI dejamos claro que seguiremos apoyando las reformas que ayuden a la gente a enfrentar esta difícil situación. Presentaremos reservas para que se modifiquen los dictámenes en los aspectos perjudiciales y nos opondremos a cualquier reforma que afecte a las familias mexicanas, pues las personas quieren soluciones, no pretextos.