La dirigencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Ciudad de México, exigió a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum garantizar para el 2020 la entrega de programas sociales de manera justa y  equitativa en beneficio de la población que más los necesita y sin intereses partidistas, pues está en riesgo la progresividad de los derechos sociales construida a lo largo más de 20 años en la capital.

Lamentaron que 2019 representó para la población de la ciudad, reducción e inconsistencias en la entrega de programas que habían sido la principal bandera de la izquierda en la ciudad, tanto que la mayoría de legisladores encabezados por Morena en el Congreso, modificaron la Constitución de la Ciudad para evitar entrega de la Pensión Universal de Adultos Mayores, programa insignia de las administraciones perredistas.

“Los gobiernos emergidos del PRD en la Ciudad lograron avances como la primera pensión universal para adultos mayores, servicios de salud y entrega de medicamentos gratuitos, así como la interrupción legal del embarazo, ‘Medico en tu Casa’, mastografías, estancias infantiles, becas, uniformes y útiles escolares gratuitos para estudiantes, entre muchos otros”, señalaron.

Los perredistas coincidieron en que por mandato constitucional los capitalinos tienen derecho a recibir apoyos por parte del gobierno local y no solo los recursos económicos de los programas federales, como sucedió con la Pensión Universal para adultos mayores que solo fue entregada de enero a marzo tras eliminar dicho programa social en la capital.

En este sentido lamentaron que los derechos de aquellos que más lo requieren se han visto vulnerados, pues a partir de abril de este año los adultos mayores solo pudieron recibir los recursos de los programas del gobierno federal, sin contar que a la fecha un alto porcentaje de beneficiarios no ha recibido su pensión.

Por otra parte, señalaron que la eliminación del programa “Medico en tu Casa” que logró el reconocimiento nacional e internacional por atender de manera personal a grupos vulnerables directamente en sus viviendas, se haya cancelado, hecho  afectó a un alto porcentaje  de la población, ya que entre los beneficiarios se encontraban mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con alguna discapacidad, enfermos terminales, por mencionar algunos.

Por lo que consideraron un acto injusto la eliminación de dicho programa mismo que se encontraba establecido en la Ley de Salud de la Ciudad de México en los artículos, 6,11 y 26, el cual  con apoyo de su partido en el Congreso de la Ciudad se modificó la ley a modo y conveniencia de intereses partidistas para eliminar el acceso gratuito a los servicios médicos y medicamentos; como la atención integral a mujeres con cáncer de mama o tratamientos gratuitos para personas que viven con VIH.

En este sentido, el PRD señaló que era responsabilidad del  gobierno local defender la permanencia de las estancias infantiles en donde se vieron afectados 16 mil 800 menores, en su mayoría de escasos recursos.

Finalmente la dirigencia colegiada destacó que es necesario reconsiderar las acciones tomadas en materia de programas sociales, pues las afectaciones directas son a los sectores más vulnerables “debemos tomar en cuenta que la educación, la salud y el bienestar social es un derecho y no una dadiva y mucho menos un privilegio, el cual no se debe de otorgar de acuerdo a las preferencias partidistas”.