El gobierno de México apoya con personal médico e insumos a los estados que registran incremento de casos de COVID-19. Sin embargo, es fundamental la participación de las personas para vencer la pandemia, ya que con su comportamiento mantienen el equilibrio entre lo social y sanitario, afirmó el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela.

Durante su participación en el Pulso de la Salud dentro de la conferencia matutina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, Alcocer Varela dijo que la dependencia a su cargo refuerza las acciones para disminuir los lamentables fallecimientos por el virus SARS-CoV-2.

El funcionario federal invitó a la población a seguir con las medidas de prevención, autocuidado y distanciamiento físico.

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, informó que ante el incremento de casos de coronavirus en el estado de Chihuahua, con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional se trasladó un hospital móvil con 20 camas para la atención de casos graves de COVID-19 en Ciudad Juárez. En los siguientes días se enviará un segundo hospital.

Dio a conocer que a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), se enviaron 75 profesionales de la salud, que incluye personal médico, de enfermería e inhaloterapia.

Además, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dispuso de 176 camas adicionales para COVID-19 y el Insabi facilitó 52 ventiladores modelo Ehécatl y Gätsi que se desarrollaron en México con el liderazgo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Refirió que en reunión por videoconferencia con las autoridades sanitarias de la entidad se identificaron las necesidades de recursos humanos y equipamiento médico para atender a pacientes.

Asimismo, puntualizó que hay una articulación de acciones comunitarias que están contenidas en la Estrategia de promoción de la salud, prevención, atención y mitigación de la COVID-19 en el marco de la atención primaria de la salud, y la Guía de continuidad para garantizar los servicios en las unidades médicas de la administración pública federal en la nueva normalidad.

En cuanto a la estrategia de promoción de la salud, detalló, en 25 entidades opera el programa de Redes de Atención Primaria a la Salud (APS), en el que promotoras y promotores recorren las comunidades con la finalidad de ubicar a las personas con síntomas de coronavirus para orientarlos y, en su caso, referirlos a una unidad de salud.

La guía de continuidad para garantizar los servicios en las unidades médicas contiene los criterios de desreconversión y continuidad de servicios; protocolos de atención clínica y de prevención de infecciones, además de la reorganización de áreas de atención COVID-19 y de otros padecimientos.

Finalmente, precisó que ante síntomas de infección respiratoria aguda, la persona debe acudir de inmediato a la unidad médica o marcar al  número de emergencia 911 para recibir orientación acerca de los hospitales con disponibilidad.