El Gobierno de la Ciudad de México, a través de las secretarías de Gobierno y Movilidad, alcanzó un acuerdo con integrantes de Taxistas Unidos por México, por lo que la manifestación que se había anunciado para el día de mañana no se llevará a cabo.

Así lo informó Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno, quien señaló que se retomarán las mesas de trabajo para revisar distintos temas relacionados con la prestación del servicio de taxi, entre ellos su situación administrativa.

Explicó que otro de los acuerdos alcanzados con esta organización es mejorar la seguridad de las personas usuarias y concesionarias, así como las condiciones de operación de los taxis.

Añadió que la próxima semana representantes de este movimiento presentarán al Congreso de la Ciudad y a la Semovi una iniciativa de ley para mejorar la seguridad en el transporte público, la cual será analizada por ambas instancias.

En conferencia de prensa, destacó que desde el inicio de la actual administración, uno de los ejes principales del Gobierno que encabeza la doctora Claudia Sheinbaum es que la población pueda ejercer su derecho a la movilidad de manera segura en todos los modos de transporte.

Dijo que se trabajará con todos aquellos que tengan como su prioridad el beneficio de la ciudadanía, sin importar el grupo al que pertenezcan.

Resaltó que el gobierno está abierto al diálogo y la concertación “porque nuestro propósito es que todos los habitantes de la capital podamos convivir con civilidad, sin afectar los derechos de terceros”.

Comentó que al Gobierno de la Ciudad de México le interesa que todas y todos los que prestan el servicio público de transporte lo hagan en orden, de forma responsable y se avance en su regulación, que sea seguro, se ajuste a la ley y que preste un servicio de calidad.

Por su parte Brando Flores, subsecretario de Transporte, señaló que el acuerdo logrado es resultado del diálogo y de que en este Gobierno se tiene en el centro a la ciudadanía, por lo que no se quiere afectar su vida cotidiana.

Comentó que las mesas de trabajo se realizarán con seriedad, con el objetivo de que puedan avanzar los trabajos en beneficio de quienes habitan la capital.

En su momento, Roberto Conrado, representante de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), resaltó la disposición del Gobierno para llevar a cabo el diálogo, sin necesidad de afectar a terceros.

Asimismo, explicó que son sensibles a las necesidades de la ciudad y sus habitantes, pues es a quienes prestan un servicio, por ello ratificó el anuncio de no realizar una movilización el día de mañana.

Mientras que Agustín González, de la Comisión Política Nacional del Frente Popular Francisco Villa, dijo que son receptivos a las innumerables peticiones de ciudadanas y ciudadanos para no violentar su derecho al libre tránsito y evitar así bloqueos innecesarios.

Reconoció el interés y la voluntad del Gobierno de la Ciudad para combatir la corrupción, y la burocratización de los procesos administrativos y destacó la iniciativa del registro de conductores para combatir la inseguridad.

También señaló que las y los trabajadores del volante carecen de todas las prestaciones sociales, por lo que en las mesas de diálogo –donde participarán las secretarías de Movilidad, Seguridad Ciudadana, Finanzas, Inclusión y Bienestar Social y Trabajo y Fomento al Empleo, así como el Invea- se abordará este tema.

Agradeció la sensibilidad e interés del Gobierno capitalino para atender la problemática del gremio, “pero sobre todo por la rapidez y el tiempo de respuesta que en las últimas semanas han invertido”.

En la conferencia de prensa también estuvieron presentes Arturo Medina, subsecretario de Gobierno; Carlos Augusto Morales, director general de Licencias y Operación de Transporte Vehicular; Ignacio Juárez, presidente de la CUT transporte y coordinador de Taxistas Unidos por México (TUM), así como Carlos San Agustín, dirigente de transporte del Frente Popular Francisco Villa y coordinador del TUM.