Gertz Manero, el fiscal carnal de AMLO que sirve a sus intereses personales

Política

• La descomposición de las instituciones costará al país, Díaz Contreras

• No hay Estado de Derecho sin Fiscalías verdaderamente autónomas y profesionales

El fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, se convirtió en el “fiscal carnal” del presidente Andrés Manuel López Obrador que encubre la corrupción oficial y de la familia presidencial, además de velas por sus intereses personales, aseveró la secretaria general del PRD, Adriana Díaz Contreras.

Destacó que  en días pasados, se difundió una conversación telefónica entre el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero y el Subprocurador en Investigación de Delitos Federales, Juan Ramos López, criticando el proyecto de resolución del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alberto Pérez Dayán, relativo al caso de la muerte del hermano del fiscal.

La dirigente del sol azteca dijo que no sólo es preocupante la forma como en el gobierno federal utilizan las instituciones para litigar intereses personales, sino por el hecho de que diversos titulares han usado sus cargos e influencias para enriquecerse, traficar influencias o perseguir a opositores.

En el caso de la Fiscalía General, Díaz Contreras señaló que esta nueva evidencia debería ser suficiente para exigir la renuncia del titular, ya que Gertz Manero ha priorizado en todo momento una agenda personal sobre la agenda de justicia nacional.

La líder perredista recordó la forma como el Fiscal maniobró para ingresar al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt o la persecución que llevó a cabo tras las críticas y reclamos de plagio en sus supuestas investigaciones inéditas.

Para la líder perredista, en medio de una crisis de justicia e inseguridad donde la impunidad se expresa en contra de las víctimas del narcotráfico, defensores de derechos humanos, mujeres, periodistas y organizaciones sociales, Gertz Manero utiliza a las instituciones del Estado para litigar e intentar influir al margen de la ley en asuntos personales, con la anuencia presidencial.

Finalmente, Adriana Díaz Contreras consideró que el daño que la 4T ha causado a las instituciones de justicia costará mucho tiempo revertir mientras subsistan personajes que actúan con parcialidad y bajo consignas personales. Por lo que no habrá Estado de Derecho sin Fiscalías verdaderamente autónomas y profesionales