TOLUCA, Edomex.- La educación es uno de los pilares fundamentales para construir una sociedad más fuerte, es por ello que la administración del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza prioriza la creación de políticas públicas que contribuyan para que más mexiquenses tengan las oportunidades necesarias para concluir sus estudios de educación básica y media superior.

En ese sentido, la Junta de Asistencia Privada del Estado de México (JAPEM), organismo sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social, en colaboración directa con Casa Hogar Alegría, IAP, coadyuvaron para que nueve adolescentes y jóvenes albergadas en este centro pudieran graduarse satisfactoriamente de secundaria y preparatoria, para continuar con su crecimiento académico.

Casa Hogar Alegría es una Institución de Asistencia Privada legalmente constituida desde 1997, que cuenta con la certificación en el cumplimiento de su labor social y actualmente alberga a 120 niñas, adolescentes y jóvenes en sus dos sedes en Toluca y Cacalomacán.

El Secretario Ejecutivo de JAPEM, Alfonso Naveda Faure, resaltó que dicha Institución cuenta con un modelo integral que tiene como objetivo transformar la vida de niñas que carecen de cuidado familiar, mediante el impulso de su formación académica, logrando que en el futuro sean mujeres independientes y agentes de cambio en su familia y en la sociedad.

Por su parte, Viviana Pérez Recchione, Directora Ejecutiva de la Casa Hogar, expresó que dentro de la institución siempre se enfocan en poder alcanzar sus metas trazadas para convertirlas en logros inmensos en las vidas de quienes las trabajan.

“Cinco certificados de secundaria y cuatro de preparatoria pueden parecer poco en un país con millones de ciudadanos, pero para Mariana, Sonia, Jessica, Carmen, Daniela, Elizabeth, Cecilia, Lupita y Argelia –las mujeres graduadas–, lo son todo; cada una con sus objetivos bien claros de lo que sigue, es así como Casa Hogar Alegría transforma vidas”, expresó.

Cabe destacar que una vez que las jóvenes vayan a la mitad de sus estudios universitarios y cuenten con un trabajo remunerado, se les integra en el Proyecto de Vida Independiente, que consiste en trasladarse a un departamento en donde puedan aprender a llevar una vida autónoma con el acompañamiento y cuidado de la institución, haciéndose cargo de los gastos de su propio domicilio y aprendiendo a ser responsables.