Ganó Leonarda Rivera Sosa el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario José Revueltas 2023 por Las damas fáusticas

Cultura
  • El jurado consideró que es una propuesta de escritura cercana a la divulgación y destacó el desarrollo de una exploración desenvuelta y certera

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), mediante la Coordinación Nacional de Literatura (CNL), y el gobierno del estado de Durango, a través de su Secretaría de Cultura, después de revisar las propuestas participantes en el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario José Revueltas 2023, determinaron que la obra ganadora es Las damas fáusticas, de Leonarda Rivera Sosa.

El jurado, conformado por Brenda Ríos, Yásnaya Aguilar y Guillermo Espinosa Estrada, consideró que la autora invita a adentrarnos a un mito crucial de la cultura occidental, desde la perspectiva de las autoras y sus personajes, dando relevancia al sacrificio que se hace desde las experiencias de las mujeres en contraposición a los faustos históricos.

Respecto a este premio, la autora refirió que recibió la noticia cuando terminó de impartir una clase, por lo que la notificación la tomó por sorpresa, pero sintió una gran emoción. Además, agradeció al jurado por la atenta lectura y por la decisión de que su obra fuera la ganadora, la cual contiene textos breves que abordan las diferentes figuras fáusticas femeninas, muchas de ellas desconocidas, pues son obras que no han sido traducidas al español.

“Todos conocen las versiones canónicas del mito fáustico, la de Christopher Marlowe, la de Goethe, la de Thomas Mann, etcétera, pero no aquellas que han sido protagonizadas por mujeres. El libro está conformado por siete ensayos breves que intentan recoger versiones ‘marginales’ del tema fáustico: desde aquellas novelas protagonizadas explícitamente por faustas o faustinas, pasando por la historia de la primera mujer que escribió una versión del mito fáustico en el siglo X. Pero también incluye un apartado sobre una escritora obsesionada con el tema de los pactos diabólicos”, explicó.

Sobre la temática del libro, la autora compartió que el mito fáustico es un tema que le apasiona y desde hace siete años trabaja en la revisión de diferentes versiones —las más conocidas— de ese mito, sobre la belleza y su relación con el mal y cómo se escenifican o desarrollan estos conceptos en las versiones más conocidas.

“Durante ese proceso me encontré que había ‘damas fáusticas’, mujeres que también habían protagonizado novelas y obras de teatro. Entonces me hice una pregunta: ¿Qué pide una mujer al pactar con el diablo? Me di cuenta que el deseo de estas mujeres que aparecen en mi libro era muy distinto al deseo de los hombres, de los faustos. Eso me obsesionó, a tal grado que dejé de lado el otro libro y comencé a buscar ‘este otro material’”, dijo.

Rivera Sosa señaló que su obra, en un inicio, eran solo notas a pie de página del otro libro —el dedicado al tema de la belleza y el mal—, pero paulatinamente descubrió que esas anotaciones se merecían un libro aparte, pues se trata de textos y de autoras desconocidas o que no han sido traducidas al español.

“Ida von Hahn-Hahn es una autora alemana del siglo XIX, cuya obra, hasta dónde sé, no está traducida al español. Lo mismo sucede con la versión de la escritora inglesa Emma Tennant y su ‘Faustine’. Las damas fáusticas no se trata de un libro académico, aunque tiene toda la rigurosidad de la academia, pero son textos que intentan acercar un tema complejo a un público más amplio. Es un libro con un claro tono narrativo”, agregó.

Sobre la publicación de un libro de ensayos, la autora consideró que es muy complicado, por lo que un premio siempre significa la posibilidad de evaluar opciones para que el libro se comparta.

“Las damas fáusticas contiene textos que tratan sobre figuras que no solo se sitúan en los márgenes de la tradición fáustica, sino que, incluso, los libros en donde aparecen han sido marginados, olvidados, a pesar de que son grandes obras. Las del siglo XIX tienen un claro discurso de género. Lo mismo pasa con la versión de Tennant, que es de finales del siglo XX. Había algo en mí, una voz interior que decía que les ‘debíamos’ un espacio, leerlas con detenimiento, dialogar con ellas, reconocerlas y difundirlas”, concluyó.