Esta mañana, en Palacio Nacional, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, y la oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Raquel Buenrostro Sánchez, firmaron un convenio de colaboración para intercambiar información y trabajar juntas en los procesos de contrataciones públicas del gobierno de México.
Sandoval Ballesteros destacó que una de las áreas más vulnerables a la corrupción son los procesos de compras públicas, de adquisiciones y contrataciones a los que se destina casi 20% del Presupuesto de Egresos de la federación. “Lamentablemente, los sobreprecios, los sobornos millonarios, la evasión del fisco, la utilización de paraísos fiscales y el robo iban normalizándose”, afirmó.
Subrayó que la Función Pública conserva sus facultades fiscalizadoras, de control, inspección y vigilancia en materia de adquisiciones, y precisó que el convenio suscrito con la Oficialía Mayor permitirá el intercambio de información y la suma de esfuerzos para construir una nueva ética pública con participación pública, social y privada.
Ambas funcionarias señalaron que el objetivo es construir un nuevo sistema nacional de contrataciones públicas que sea más abierto y transparente, y que permita obtener mejores condiciones de precio y calidad de los bienes y servicios y obra que contrata el Gobierno, como lo establece la constitución.
Además, establecer mecanismos para que quienes cuenten con modelos de mejores prácticas de actividad empresarial se beneficien en los procedimientos de contratación, pues se busca generar incentivos positivos para que las empresas avancen hacia la cultura de la integridad, la honestidad y la transparencia.
La secretaria Sandoval Ballesteros consideró que este Convenio de Colaboración se traducirá en grandes ahorros en el Gobierno Federal, además de que garantiza transparencia y eficiencia en el uso de los recursos públicos.
A su vez, la oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Raquel Buenrostro Sánchez, dijo que en un trabajo conjunto e intenso con la Función Pública se han encontrado mecanismos para la detección oportuna de la corrupción y la posibilidad de diseñar herramientas como la plataforma con registros electrónicos y firmas digitales de todos los procesos de contratación.
Enfatizó que una de las prioridades del Gobierno Federal es combatir la corrupción, así como evitar el dispendio de los recursos públicos y hacer más eficiente su aplicación. Con ello, se logra generar ahorros y liberar recursos que pueden ser destinados a los programas prioritarios como el bienestar, la salud y proyectos de infraestructura.
Con la firma de este convenio, la Función Pública y la Oficialía Mayor reafirman su compromiso en que el trabajo conjunto de ambas instituciones será clave para construir un México más íntegro, donde las leyes se cumplan y se fomente un desarrollo más equitativo y justo para todos.

Artículo anteriorPactan Conapesca y Sociedades Cooperativas trabajar en estrategias para el fortalecimiento del sector pesquero y acuícola del país
Artículo siguienteEl Tren Maya, fundamental para el desarrollo de la región: Bonifaz Moedano