Durante la Reunión Plenaria de Titulares de Órganos Internos de Control (OIC), la Secretaria de la Función Pública, Dra. Irma Eréndira Sandoval, llamó a detener la corrupción y la impunidad. En un diálogo con los OIC, los instruyó a “desburocratizarse, frenar la simulación y hacer verdaderas tareas de vigilancia”.
En el evento, realizado en la sede de la Función Pública, afirmó que la tarea de los OIC es promover una transformación profunda que elimine la corrupción y enmiende la cultura de deshonestidad entre los funcionarios que, en lugar de servir al pueblo, se han servido de él para lucrar con el poder; enriquecerse ilícitamente y ahondar las desigualdades sociales.
Las líneas estratégicas de la Secretaría de la Función Pública se tienen que aplicar con rigor en los 25 proyectos prioritarios del Gobierno de México, por lo que los OIC de las entidades que las implementen tendrán que garantizar su realización sin ningún señalamiento de corrupción, afirmó la Titular de la dependencia, Dra. Irma Eréndira Sandoval Ballesteros.
Insistió en la necesidad de orientar el trabajo de la nueva Secretaría de la Función Pública a través de cinco ejes estratégicos y transversales con que se pretende transformar su funcionamiento, y con ello generar el cambio que México requiere en toda la Administración Pública: ciudadanizar y democratizar el control; profesionalizar sin elitismo, exclusión ni discriminación; proteger a los denunciantes alertadores, y prevenir el conflicto de interés.
La Titular de la Secretaría de la Función Pública estuvo acompañada por los subsecretarios de Control y Auditoría de la Gestión Pública, Roberto Salcedo Aquino, y de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, Tania de la Paz Pérez Farca; del coordinador general de Órganos de Vigilancia y Control, Daniel Francisco García Cortés, y de los contralores de la Administración Pública Federal.
La Secretaria dijo que “hoy tenemos un concepto fresco que es la austeridad republicana, y una herramienta importantísima para impulsar la nueva ética pública, que es el nuevo Código de Ética del Gobierno de México”. Refirió que en fechas próximas se estará ampliando este capítulo a través de los códigos de conducta para la Administración Pública Federal y la cartilla de integridad, que permitirá ir socializando y extendiendo una nueva forma de relación como ciudadanos y como gobierno.
La cuarta transformación en la historia de México que impulsa el presidente López Obrador es una invitación a la creatividad y a romper con los malos hábitos heredados, “salir de nuestras zonas de confort donde hemos estado reproduciendo, año tras año, prácticas viciadas que se tienen que terminar. Como he dicho, en primer lugar, acabar con la simulación de que estamos combatiendo, lo que en realidad estamos permitiendo, que es el enquistamiento de la corrupción”, puntualizó la Titular de la Secretaría de la Función Pública.

Artículo anteriorEntrega gobierno capitalino dos mil 748 créditos para el autoempleo
Artículo siguienteCuando se logra la participación libre, abierta y convencida de la sociedad, se consolida la democracia: Jiménez Espriú