Para construir un frente de combate global a la corrupción, la secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros firmó esta mañana un Memorando de Entendimiento con el Representante Residente en México del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Lorenzo Jiménez de Luis.El convenio se inscribe en la búsqueda de “soluciones globales y compartidas que se requieren para afrontar problemas como la corrupción, los cuales imponen desafíos a todos los países y necesitan enfrentarse con la fuerza de la cooperación”, afirmó la secretaria Sandoval Ballesteros.
Aseguró que se tiene la disposición para trabajar con base en las mejores prácticas internacionales y replicar las políticas públicas que han demostrado su efectividad, y anunció el ajuste de los programas “para que verdaderamente sean un instrumento que mejore la vida de las y los mexicanos”.
Con intercambio de información y acompañamiento, el PNUD reforzará las acciones que ya lleva a cabo la Secretaría de la Función Pública con programas como el Padrón de Integridad Empresarial; el Cuarto Plan de Acción de México de la Alianza para el Gobierno Abierto, para asegurar la transversalidad de la Agenda 2030 y los objetivos de Desarrollo Sostenible; Ciudadanos Alertadores Internos y Externos de la Corrupción, y el reforzamiento de la Contraloría Social.
La secretaria Sandoval Ballesteros precisó que entre las acciones más destacadas está la reactivación de la Alianza para el Gobierno Abierto tras el establecimiento, por esta administración, de controles democráticos en la vigilancia estatal para acabar con el espionaje que se dio en el pasado contra críticos del gobierno.
Considerado por la Función Pública como el inicio de un esfuerzo conjunto para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, con la firma del Memorando, la Función Pública y el PNUD trabajarán en el diseño y desarrollo de proyectos como programa pedagógico y de comunicación sobre la Nueva Ética Pública y fortalecerá la integración e implementación del Padrón de Integridad Empresarial, así como los 13 compromisos adquiridos en el Cuarto Plan de Acción de México.
La secretaria Sandoval Ballesteros destacó que, ya en 2019, los resultados obtenidos “permitieron que 61% de la población en México apoye la estrategia de este gobierno en el combate a la corrupción, según el Barómetro Global de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional, y que, por primera vez en cinco años, hayamos logrado revertir la tendencia negativa en el Índice de Percepción de la Corrupción”.
A partir del convenio suscrito, la Secretaría de la Función Pública y el PNUD mantendrán reuniones de seguimiento para evaluar los avances y realizar los ajustes necesarios para fortalecer la estrategia anticorrupción de esta dependencia, al tiempo que intercambiarán información para la toma de las mejores decisiones públicas basadas en datos confiables.
La secretaria Sandoval Ballesteros manifestó, asimismo, su convicción de “que no hay fuerza más grande que la cooperación y el trabajo coordinado” y de ahí la búsqueda constante de generar alianzas y estrechar lazos con otras secretarías y órganos autónomos, pero también con organismos multilaterales, que concentran la experiencia y mejores prácticas de diferentes países en todo el mundo.
Por su parte, el Representante Residente en México del PNUD, Lorenzo Jiménez de Luis, expresó el beneplácito de este organismo por acompañar a la secretaria Sandoval Ballesteros en una batalla que las Naciones Unidas libran a nivel global y que el Gobierno de México ha hecho suya: el combate a la corrupción en todas sus formas.
Por ello, manifestó su disposición total para acompañar a la Función Pública en el alcance de sus cinco ejes principales, que comprenden también la ética y la integridad empresarial y la ciudadanización de la política anticorrupción, complementados con las perspectivas de género y de derechos humanos.
Durante 2019, la secretaria Sandoval Ballesteros suscribió más de 15 convenios de colaboración con organismos nacionales e internacionales, como las Naciones Unidas y sus diferentes órganos, con el objetivo de potenciar sus acciones contra la corrupción y cumplir su compromiso de garantizar la ética de los servidores públicos del Gobierno Federal y diseñar políticas que propicien la integridad.
La Secretaría de la Función Pública ratifica su decisión de avanzar en la construcción de instituciones más sólidas, más eficientes y más transparentes absolutamente comprometidas con la la erradicación de la corrupción y su hermana siamesa, la impunidad.