Durante la presente administración, que inició el 5 de diciembre de 2018, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) ha obtenido, hasta el 25 de diciembre del presente año, 636 autos de vinculación a proceso en contra de probables responsables de la comisión de diversos delitos sexuales, de los cuales, 180 ya cuentan con sentencia por delitos como violación, abuso y acoso sexual, y el resto se encuentra en la etapa complementaria.

Asimismo, en el período que se informa, el agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales ha obtenido 184 medidas cautelares de prisión preventiva oficiosa y 45 con prisión preventiva justificada.

Cabe destacar que la cifra de vinculaciones a proceso por la probable comisión de dichos ilícitos aumentó 75 por ciento, con relación al año anterior, pues de diciembre de 2017 a ese mismo mes de 2018, se registraron 363 vinculaciones a proceso: 65 con prisión preventiva oficiosa y 16 justificada.

Es de destacar que en el período que se informa, se ha logrado procesar a siete probables violadores seriales, acusados por diferentes víctimas de agredirlas en distintos escenarios y momentos.

En estas acciones también se destaca el apoyo a mujeres policías que fueron víctimas de agresiones sexuales o acoso por parte de sus mandos. En este sentido, es de subrayar la coordinación interinstitucional para canalizar a víctimas de este tipo de delitos, así como la capacitación que ha brindado la dependencia a sus servidores públicos para la sensibilización de estos temas.

Además, a partir de la activación de la Alerta de Género en la Ciudad de México, la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales trabaja, desde el mes de mayo, con la Unidad de Violencia de Género y la Dirección General de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), para un apoyo a las víctimas e inicio de denuncias, así como dar prioridad a la judicialización.

El objetivo fundamental, en todos los casos, es la máxima protección de los derechos de las víctimas de agresiones sexuales como niñas, niños, mujeres y personas que no tienen la capacidad de comprender el hecho delictivo, quienes resultan ser los grupos más vulnerables en la violencia de género.

Dichas acciones se centran fundamentalmente en lograr que las víctimas tengan la certeza jurídica de acceder a una pronta y expedita procuración y administración de justicia, dentro de un marco de perspectiva de género y derechos humanos, lo que permitirá combatir la impunidad.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, además, pone a disposición de la ciudadanía los números de teléfono (55) 5200 9000 y 800 745 2369 para orientación jurídica gratuita.