Principal Deporte Forsberg, el heredero de Zlatan

Forsberg, el heredero de Zlatan

138
Compartir

Al hablar de Suecia en la era post Zlatan Ibrahimovic hay una cosa que se resalta constantemente: el equipo. No se trata de una o dos estrellas, se trata del colectivo. Esa cualidad es la gran baza de Suecia. Y aunque todo esto es cierto, hay un jugador que sobresale ligeramente por encima del resto y que fue enormemente importante para los suyos en la competición preliminar.

Después de que Ibrahimovic decidiera despedirse de la selección en 2016, todas las miradas, la presión y las expectativas de los medios de comunicación y de la afición recayeron sobre los hombros de Emil Forsberg, un joven de 26 años natural de Sundsvall.

Forsberg fue uno de los héroes del Malmoe que hizo historia como primer club sueco en 14 años en clasificarse para la fase de grupos de la Liga de Campeones de la UEFA. Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula en todo el país cuando en 2014 decidió fichar por el RB Leipzig, de la segunda división del campeonato germano.

Pero Forsberg triunfó allí. En su primera temporada completa ayudó al Leipzig a ascender a la Bundesliga. Y posteriormente contribuyó con 22 asistencias a que el club terminara en un admirable segundo puesto en su primera campaña en la élite.

El ejercicio que acaba de concluir ha sido algo más complicado para él, dado que ha tenido que lidiar con las lesiones. Pero no hay duda de que su creatividad y capacidad para marcar la diferencia serán vitales para la trayectoria de Suecia en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

Al igual que sus compañeros, Forsberg debutó en la Copa Mundial cuando Suecia se impuso a la República de Corea por 1-0 en Nizhny Nóvgorod. En declaraciones exclusivas a FIFA.com, afirmó: “Estoy contento, feliz y orgulloso. Peleé duro, como los demás. Claro que me hubiese gustado crear más en ataque, pero eso no me preocupa”.

De cara al duelo del sábado, y con la experiencia de sus tres temporadas y media en Alemania, el mediocampista sabe muy bien qué esperar.

“Será un partido extremadamente difícil, nos enfrentaremos a la campeona del mundo, así que será muy complicado, pero al mismo tiempo tenemos que salir ahí, pasarlo bien y disfrutar. Toda la presión será suya. Vamos a hacer lo que mejor sabemos manteniendo hermética la defensa. Conseguir un buen resultado es nuestra prioridad”.

Puede que sobre el papel no fuesen precisamente favoritos, pero los suecos saben cómo hacer frente a rivales de peso, como ya hicieron en las eliminatorias, dejando por el camino a tres finalistas de la Copa Mundial, Italia, Holanda y Francia, hasta llegar a Rusia 2018. Y a Forsberg le gusta soñar a lo grande.

“Creo que hay que soñar siempre, es importante soñar porque si no, es difícil mirar hacia adelante. Soñamos con hacer algo grande, por supuesto. Sabemos lo que hemos hecho para llegar hasta aquí. Pero vivimos en el presente, y ahora eso significa Alemania”.

“Nuestro rendimiento tiene que ser del 110 por ciento y necesitamos hacerlo todo bien, sino será difícil ganarles, incluso empatar. Eso es para lo que estamos preparados mentalmente, después ya veremos hasta dónde llegamos. Aunque desde luego, soñamos con llegar lejos”.