Firman acuerdo para capacitar a niños y jóvenes en la prevención y protección contra incendios

Nacional

En el marco de la celebración, por vez primera, del 8 de octubre, como día Nacional de la Prevención de Incendios, el Consejo Nacional de Protección Contra Incendios (CONAPCI) y la alcaldía de Azcapotzalco, de la Ciudad de México, firmaron un convenio para capacitar a niños y jóvenes de 196 escuelas públicas de la demarcación, en materia de prevención y protección contra incendios.

Juan José Camacho Gómez, vicepresidente de CONAPCI y presidente de la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios (AMRACI), y la alcaldesa Margarita Saldaña Hernández, signaron el documento y encabezaron el inicio de las actividades para la prevención de incendios y accidentes en el hogar con la participación de niños y del Comandante Alegría, de los bomberos de Zapopan, así como una plática sobre la prevención de incendios en el hogar, uso y manejo de extintores para padres de familia.

El dirigente de estas organizaciones que durante 8 años realizan las Campañas Nacionales de Prevención de Incendios, dijo que, junto con los centros educativos de esta demarcación, suman ya 700 en todo el país, en donde se les enseña a los niños, niñas, jóvenes, maestros cómo actuar, qué hacer antes, durante y después de un incendio.

Por su parte, la alcaldesa destacó la importancia de este tipo de capacitación, ya que los pequeños tendrán el conocimiento necesario para prevenir accidentes con fuego tanto en las escuelas como en sus casas. Podrán conocer y establecer salidas y rutas de evacuación, donde están los extintores, cómo operar estos, que hacer para evitar quemaduras y cómo actuar en caso estas.

En el evento que se llevó a cabo en las instalaciones de Protección Civil de la Alcaldía de Azcapotzalco, Víctor Espínola Llaguno, director general de CONAPCI, informó además que es en las casas habitación, en donde se produce el mayor número de incendios urbanos, con el 55.6 por ciento del total, seguido, por comercios y usos mixtos de vivienda, con el 34.1, el 21.1 por ciento, respectivamente.

Los siniestros en casa-habitación, oficinas, escuelas, fábricas, etc., dijo, se deben a diversos factores como nuevos materiales en la construcción, mayor presencia de aparatos electrónicos y falta de instalaciones eléctricas adecuadas, seguido de accidentes involuntarios.

Señaló que acuerdo con estudios de aseguradoras, los incendios son responsables del 31.2% de los desastres y ocasionan el 26.9% de la totalidad de la mortalidad asociada (humo, gases tóxicos, etc.).

En México, los incendios, a diferencia de los sismos y huracanes, se presentan con más frecuencia de lo que sabemos y sus impactos son mayores, solo que se presentan de manera aislada y no tienen un impacto mediático

Anualmente se registran más de 95 mil incendios urbanos y no urbanos, son 260 al día, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En los últimos 10 años más de 6 mil personas fallecieron por exposición a fuego no controlado en construcción, por exposición de ignición de material altamente inflamable, explosiones o por contacto con líquidos calientes (bebidas y alimentos), siendo los grupos más vulnerables los más afectados, niños y adultos mayores.

Dejan además severas consecuencias para la víctima, para su familia y para la sociedad, que incluyen el costoso cuidado médico, el desempleo temporal o permanente y las secuelas físicas o mentales, que de acuerdo con la Fundación Michou & Mau equivale a medio millón de dólares la atención médica de un pequeño que sufre quemaduras.