Firma Cámara de Diputados convenios de colaboración con la Secretaría de Cultura y el Archivo General de la Nación

Deporte

La Cámara de Diputados firmó un Convenio de Digitalización del Archivo Histórico de la misma con el Archivo General de la Nación, y con el Consejo Honorario de Memoria Histórica y Cultural de México, con el objetivo de recibir asistencia técnica para la gestión, restauración y digitalización del acervo archivístico de este órgano parlamentario.

En el acto, donde también se conmemoraron los 25 años de la Biblioteca Legislativa de esta cámara, se ratificó otro convenio con la Secretaría de Cultura federal, para que el Consejo Editorial de la Cámara comparta todas sus publicaciones con la Dirección General de Bibliotecas del Gobierno de México.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado Carrillo, destacó que con esta colaboración la Cámara de Diputados refrenda su compromiso por el mantenimiento de la memoria histórica del Congreso.

“Ese material es parte del patrimonio histórico de la nación y fundamental para la deliberación pública y la consolidación democrática”, estimó.

Explicó que a través del Archivo General de la Nación, la Cámara de Diputados recibirá asistencia técnica en gestión, restauración y digitalización de archivos, entre otro tipo de asesorías.

“El director del Archivo General me expresó su preocupación por las condiciones en las que tenemos actualmente nuestro archivo, para lo cual este convenio va a permitir atender el tema”, comentó.

Asimismo, Delgado Carrillo indicó que se creará una dirección general de archivos, encabezada por Samuel Rico, actual director general de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados, para lo cual ya se tienen cien personas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

“Iniciarán labores muy pronto con la idea de digitalizar más de 29 mil 642 fojas de archivo histórico, y 15 mil volúmenes de la biblioteca legislativa”, precisó.

Sobre el acuerdo con la Secretaría de Cultura, precisó que el primer año de esta legislatura se ha avanzado con 53 volúmenes y más de 100 mil impresiones.

De igual forma, Delgado Carrillo reconoció los 25 años de existencia de la Biblioteca Legislativa, aunque, dijo, el acervo documental y bibliográfico comenzó a constituirse en 1936, con la donación del ex convento de Santa Clara, en el siglo XVII, que es donde se ubica hoy la Biblioteca General de la Cámara de Diputados, en la calle de Tacuba, en el Centro Histórico.

“Ese acervo original fue complementado con más de mil 100 volúmenes de las siguientes bibliotecas, que fueron las madrinas, como del Congreso de los Estados Unidos, la del Museo Británico, la Nacional de París, la Nacional de Madrid y del Instituto Iberoamericano de Berlín”, expuso.

Precisó que hay mil 264 volúmenes ya digitalizados y disponibles en la biblioteca virtual en el sitio oficial de la Cámara de Diputados. “Estos archivos digitalizados formarán parte del acervo que está constituyendo la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural del México”.

Mencionó que la biblioteca de la Cámara de Diputados tiene 128 mil 300 volúmenes, y en su colección destacan los temas relacionados con el derecho, la política, los sistemas parlamentarios, los problemas sociales de México, así como de orden multidisciplinario.

Añadió que “aunque evidentemente se viven tiempos de austeridad, es propósito de la legislatura llevar a la Biblioteca de la Cámara de Diputados a un punto mejor del que se recibió. Para diciembre de este año, la Cámara habrá digitalizado 15 mil volúmenes adicionales y al final de la legislatura se espera tener en formato digital, al menos, el 50 por ciento del total disponible en la Biblioteca Legislativa”.

Por su parte, la Presidenta del Consejo Honorario de Memoria Histórica y Cultural de México, Beatriz Gutiérrez Müller, expresó su satisfacción por la firma de los convenios, porque “no es un secreto que yo anime que todos los documentos que tenemos los mexicanos sean protegidos, restaurados, conservados y difundidos.

“De la historia de las ideas políticas de México están los libros, los objetos, el mobiliario, todo es histórico y esperamos que con estos esfuerzos no solamente logremos recuperar lo que se ha olvidado, que es bastante, sino que también los mexicanos de nuevas generaciones conozcan de qué país vienen, quiénes les precedieron”, manifestó.

Reconoció a quienes integran la Cámara de Diputados porque “todos contribuyen muchísimo a lograr que este país proteja sus bienes históricos”.

Comentó que la democracia es parte de nuestra historia y “me podrían apelar algunos que cada legislatura ha sido electa democráticamente, pero eso está muy a discusión en lo personal. Yo creo que la farsa y el fraude que acompañaron procesos democráticos de México en el siglo XX no llegaron a la Cámara, o llegaron en calidad de una representación cuestionada”.

“El fraude electoral tiene que ser erradicado, así lo reclamamos millones de mexicanos, y las diputadas y diputados que han llegado aquí por la vía del sufragio efectivo sabrán, estoy segura,  dignificar a esta LXIV Legislatura”, agregó.

La presidenta de la Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas, diputada Silvia Guadalupe Garza Galván (PAN), destacó que con los convenios signados se trabajará en la digitalización de todo el catálogo de archivos de la Cámara de Diputados”.

Dijo que “hablar de la tradición parlamentaria es hablar de 1810, pues en aquel momento ya contábamos con una biblioteca, además de que se nombró al primer encargado de las bibliotecas de habla hispana, lo que no fue cosa menor”.

La biblioteca, estimó, ha pasado por altibajos, con impulsos fuertes pero también desatenciones e indiferencia administrativa. “Después de un incendio aquí en 1989, se inició la construcción de nuestra biblioteca, con un trabajo relevante de esos legisladores que nos precedieron”.

El coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, Eduardo Villegas Megías, consideró importante recuperar la memoria escrita y resguardarla en medios digitales. “La escritura es la fijación de la memoria y nos permite crecer como Estado, porque es un instrumento de la democracia”.

Destacó la firma de convenios, porque de esta manera se podrá transferir el acervo de la Cámara de Diputados al Archivo General de la Nación y, de igual forma, todas las publicaciones futuras podrán estar en las 238 bibliotecas de la red a la que ésta, que cumple 25 años, pertenece.

Finalmente, se develó la placa conmemorativa por los 25 años de la Biblioteca Legislativa de la Cámara de Diputados.

Previamente, se llevó a cabo la reinauguración del Museo “Los Sentimientos de la Nación”, donde la secretaria general de la Cámara de Diputados, Graciela Báez Ricárdez, recordó que este espacio cultural abrió sus puertas en octubre de 1984. “Y antes aquí se reflejaba la realidad de aquel entonces: un partido en el poder y dos más creciendo en liderazgo”.

Hubo una segunda etapa, en su reapertura en abril de 2018, en donde se mostraba también lo que sucedía en ese momento, que eran tres partidos dominando la Cámara de Diputados. Eso es parte de la historia de México, pero son hechos que mueven y por ello hay que actualizar el discurso en el museo.

En la actualidad, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ganó las alecciones con un partido recién creado, y ahora es el que tiene la mayoría de 51 por ciento en este órgano parlamentario; además, por primera vez en la historia, la mitad de los legisladores son mujeres.

“Hemos actualizado el discurso del museo, de acuerdo a la realidad política actual. Se hizo sin ningún gasto; es decir, se realizó con recursos de la Cámara, en colaboración con la Coordinación de Comunicación Social, el área de Tecnologías de Información, y un grupo de curadores y museógrafos”, añadió.

A las actividades asistieron la subsecretaria de Diversidad de la Secretaría de Cultura federal, Natalia López de Paz; el titular del Archivo General de la Nación, Carlos Enrique Ruiz Abreu; el director general de Bibliotecas, de la Secretaría de Cultura federal, Marx Arriaga Navarro, y el presidente del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, diputado Ricardo de la Peña Marshall (PES).