Principal Cultura Fernando Benítez, creador de suplementos culturales

Fernando Benítez, creador de suplementos culturales

31
Compartir

México en la Cultura en Novedades, La Cultura en México en Siempre!, Sábado en Unomásuno y La Jornada Semanal en La Jornada, son los suplementos culturales que creó y en los que participaron algunas de las mejores plumas, como Alfonso Reyes, León Felipe, Luis Cernuda, Carlos Monsiváis, Juan García Ponce, Juan Rulfo, José Emilio Pacheco, Juan José Arreola, Carlos Fuentes, Elena Poniatowska, Gabriel García Márquez o Nicolás Guillén, entre muchos más.Reportaje, crónica, ensayo y novela son los géneros en los que incursionó Benítez como escritor. Los indios de México –por la que obtuvo el Premio Nacional de Antropología– es una obra de cinco volúmenes dedicados a las etnias indígenas que habitan en el territorio mexicano, y en la que desglosa sus usos y costumbres. Ha sido traducida al inglés, francés, italiano, ruso, polaco y ucraniano.
El primer tomo está dedicado a los tarahumaras, tzotziles, tseltales, chamulas y mixtecos. El segundo se consagra por completo a los huicholes; el tercero, a los mazatecos y coras; el cuarto, a los otomíes y mayas, y el quinto, a los tepehuanes y nahuas.
Al hablar sobre su libro, señaló: “Mi trabajo con los indios ha sido una experiencia espiritual que ha enriquecido notablemente mi vida. Yo no les he dado voz a los indios. No, no es así. No he sido yo quien les ha enseñado algo a esos seis millones de mexicanos. Son ellos los que me han enseñado a mí”.
El rey viejo, La ruta de Hernán Cortés, El libro de los desastres, Historia de la Ciudad de México, La ciudad que perdimos y El agua envenenada son otros de los títulos de Benítez.
El ganador de los premios Nacional de Ciencias y Artes –en el rubro de Lingüística y Literatura– y de Periodismo, entre muchos otros reconocimientos, intentó ser abogado, pero su pasión por la lectura lo orilló al periodismo.
En 1934 inició como reportero en Revista de Revistas y, en 1936, se incorporó a las filas de El Nacional, periódico que dirigiría 11 años después.
Su siguiente incursión fue en el diario Novedades, donde desarrolló su más grande proyecto: México en la Cultura, suplemento que comenzó a circular el 6 de febrero de 1949 y que se convirtió en una de las publicaciones más relevantes de su tipo.
Tras 12 años dejó Novedades y, por encargo de José Pagés Llergo, creó La Cultura en México como suplemento de la revista Siempre! Paralelamente a su labor como periodista y escritor, Benítez fungió, entre 1947 y 1967, como consultor de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
Los suplementos culturales eran su pasión, por lo que, en 1977, vio la luz uno nuevo: Sábado, del periódico Unomásuno, y más tarde, en 1987 La Jornada Semanal, de La Jornada.
El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura conmemoró el centenario del nacimiento de Benítez en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, donde reunió a los escritores Carlos Fuentes y José Emilio Pacheco, al artista plástico Vicente Rojo, al empresario Carlos Slim y a Fernando Canales, exadministrador de Novedades. Durante la ceremonia, Fuentes recordó cuando Benítez le dijo: “Hermanito, ya no voy a escribir; no puedo competir con García Márquez”.
Durante los últimos años de su vida, Fernando Benítez continuó con sus dos pasiones: el periodismo y la escritura. Falleció a los 88 años de edad en la Ciudad de México, el 21 de febrero de 2000.