La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) lamentan el deceso de Carlos González Lobo, especialista dedicado a la arquitectura, investigación y a la docencia con el propósito de la conservación y divulgación del patrimonio cultural en el país.

Maestro y doctor en arquitectura por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), combinó la obra propia de búsqueda espacial y figurativa con una vocación definida al apoyar a un amplio sector social, especializándose en vivienda popular, tanto en la ciudad como en las zonas rurales.

Su amplia trayectoria como docente le permitió profundizar en temas específicos de urbanización y tecnologías de bajo costo, impartiendo cursos y talleres experimentales en universidades de la República mexicana, así como en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, España, Ecuador, Marruecos, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico y Uruguay. 

Cabe recordar que desde 2001 fue profesor invitado al Curso de Habitabilidad básica, dirigido por. Julián Salas Serrano, en la Universidad Politécnica de Madrid. 

Como especialista en vivienda popular desarrolló desde 1982 su labor profesional dentro del Grupo de Apoyo Técnico Solidario: Espacio Máximo y Costo Mínimo, en paralelo a su trabajo con grupos de la Facultad de Arquitectura de la UNAM en los Talleres de Arquitectura Popular de Extensión Universitaria.       

Tras los sismos de 1985 participó en la reconstrucción de las áreas centrales de la Ciudad de México, en representación de la UNAM; entre 1991 y 1992 encabezó la reconstrucción de los poblados para los indios Mayos tras la crecida del Río Fuerte en Ahome, Sinaloa. También realizó proyectos para el gobierno de la Ciudad de México, como La casa para los “niños de la calle” y el Asilo para ancianos desvalidos, entre otros.

En cuanto a investigación, con el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo. (CYTED) XIV-C, desarrolló tecnologías básicas y capacitación en el estudio e implementación de soluciones a la vivienda para los desastres y emergencias; proyectos y experimentos in situ para viviendas de bajo costo y rápida elaboración con base en mezclas de tecnología de punta, materiales regionales e industrializados de bajo costo y abundantes en países desarrollados y donantes probables en caso de desastres. 

Entre sus aportaciones técnicas destacan los sistemas constructivos de cubiertas y bóvedas con tecnologías alternas, diseños para el uso y reciclamiento de agua y de viviendas en semilla, así como los proyectos autoconstructivos de cubiertas abovedadas de ladrillo armado.

En el ámbito urbano destacan sus propuestas de lotificación que permitían y ponderaban la densificación y las condiciones de habitabilidad.

Sus líneas de investigación son la historia de la arquitectura contemporánea y la vivienda popular, autor de numerosos libros y artículos especializados en vivienda y tecnología e historia de la arquitectura, entre ellos: Vivienda y ciudad posibles, de la colección Tecnologías para la Vivienda de Interés Social (1998); y en coautoría con Eladio Dieste, Architettura, Pertecipazione Sociale e Tecnologie Appropriate (1996). 

El arquitecto González Lobo fue miembro de número de la Academia Nacional de Arquitectura de México; de la Comisión Nacional de Monumentos Artísticos del INBAL; de la Sociedad Mexicana de Planificación; de la Asociación Arquitectura Vernácula y Patrimonio; del ICOMOS México; Seminario de Arquitectura Latinoamericana, jurado para el Premio Nacional de Ciencias y Artes nominado por la ANUIES, entre otras instituciones.

Colaboraciones con el INBAL

El arquitecto Carlos González Lobo participó tanto en conferencias, mesas de diálogo, así como en exposiciones organizadas por la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble, en las cuales compartía, además de su conocimiento y experiencia, muchas de sus memorias y anécdotas.

Asimismo, como seleccionado en la 15ª. Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia de 2016 fue parte de los despachos seleccionados, con el proyecto Obras para damnificados por el río El Fuerte, y en la 16ª. Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia 2018 con el proyecto Iglesia de Pinole

El trabajo, el pensamiento y la obra del arquitecto Carlos González Lobo, así como sus aportaciones a la enseñanza y la investigación arquitectónica nacional, desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días, son y serán un referente obligado para las nuevas generaciones de especialistas e investigadores.