Expresiones culturales de Grecia, Irán y México se mostraron en los escenarios del FIC

Cultura
  • La música tradicional persa de Kaliveh estuvo acompañada de un mensaje de solidaridad.
  • Dimitris Papaioannou escenificó imágenes utópicas a través de su pieza Orientación Transversal.

GUANAJUATO.- El cuarto día de actividades del Festival Internacional Cervantino (FIC) 50 ofreció en la primera jornada una muestra de música tradicional persa, así como un recital del contratenor Iván López Reynoso, acompañado por el pianista Ángel Rodríguez, y otro de la Academia de Música Antigua de la UNAM.

Además, Orientación Transversal, del genio griego Dimitris Papaioannou tuvo su primera función en el Auditorio del Estado, tras ser cancelada debido a contratiempos con el transporte de la escenografía.

Al medio día, Kaliveh Music Band, ensamble de música tradicional persa, dedicó su concierto en la Ex Hacienda San Gabriel de Barrera a las mujeres iraníes que hoy encabezan una revolución por la defensa de sus derechos.

La agrupación, creada por la percusionista Sara Ahmadi en 2010, deleitó al público con ritmos de la música tradicional de Irán y canciones interpretadas en lengua farsi o persa. Al introducir su concierto, la fundadora del ensamble agradeció al festival, así como a las autoridades diplomáticas de México y de Irán que hicieron posible su presentación en el país, en un momento en que su nación vive una complicada situación política. En su mensaje, aprovechó para dedicar su música a las mujeres de su pueblo y de todo el mundo.

Ataviada con un vestido con motivos tradicionales de su cultura, la percusionista dio muestra de su talento con el daf, un tambor redondo común entre los pueblos persas, kurdos y otras etnias de esa región.  Instrumentos de cuerda, como el kamanche y el tar, se escucharon también en este concierto que trasladó a los asistentes al Medio Oriente.

Como parte del Circuito Cervantino, el ensamble también se presentará en la Ciudad de México, donde ofrecerá una clase magistral en el Cenart, el 21 de octubre; al día siguiente, el 22, dará un concierto en el mismo lugar.  Y el 30 estará en la Isleta del Lago Menor de Chapultepec.

Además, el sábado 29 se presentará en el Auditorio Tres Guerras, del Instituto de Arte y Cultura de Celaya, Guanajuato.

Por su parte, con los sonidos de las trompetas, saxofones, güiro, timbales y flautas, la Danzonera Pegaso de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, invitada de honor al FIC, hizo que los asistentes sacaran brillo al piso alrededor del quiosco del Jardín Unión.

Carlos Draconis, de 19 años de edad, es un joven estudiante originario de Celaya, Guanajuato. Acudió esta tarde de sábado y bailó todas las piezas ejecutadas por el grupo de hoy. Con una de las adultas mayores, enfundada en un vestido rojo, un tocado de rosas en el cabello, medias y tacones plateados, bailaron el tema Almendra. El universitario comentó que es la primera vez que bailaba danzón y se mostró interesado en continuar su aprendizaje en estas artes.

Y no sólo bailaron jóvenes. Un padre intentaba enseñar a su hija de 4 años algunos pasos de danzón, mientras que otros adultos experimentados en esta danza, enfundados en trajes, sombreros, zapatos de charol o tacones, guiaban a sus parejas o a otros jóvenes al ritmo de los compases.

Además de tocar canciones como Cecilia, Mi consuelo es amarte o ¿Dónde estás corazón?, la agrupación tocó otros temas, como la popular Hasta que te conocí, de Juan Gabriel, la cumbia Nunca es suficiente o el bolero Sabor a mí.

La Danzonera Pegaso tendrá otras dos presentaciones durante la edición 50 del FIC, los sábados 22 y 29 de octubre próximos, a las 12 horas, en el Jardín Unión.

Además, el Auditorio del Estado contó con la primera función de tres de la puesta en escena Orientación Transversal, del griego Dimitris Papaioannou, la cual se presentaría el día de ayer y debido a contratiempos con el transporte de la escenografía, la función fue reprogramada para hoy.

Hay imágenes irreales que parecen exclusivas de la imaginación, pero para Dimitris Papaioannou no existen escenarios utópicos y la mente sólo es el papel en el que dibuja el primer borrador. Esto lo demostró durante su participación en el FIC y su obra Orientación Transversal, presentada por primera vez en México en honor a esta celebración de aniversario.

Cual lienzo en blanco que va cobrando vida en cada pincelada, el artista performático de origen griego evocó a su cultura natal a partir de elementos propios de la mitología, que —en palabras de él— fueron colocados sin la intención de remitir directamente a ello. Un minotauro, escaleras y tabiques blancos fueron algunos de los objetos simbólicos que configuraron la obra que se construye para deconstruir en sí misma.

La iluminación es utilizada en la obra como un arquetipo, en relación con la necesidad humana de encontrar un camino y reorientarse en el espacio mediante ella. “Es como escapar constantemente de las sombras. Arriba es el deseo de llegar a la espiritualidad y abajo de obtener lo que deseamos, lo carnal”, indicó Dimitris en entrevista para el FIC.

La pieza es un devenir de cuadros visuales que mantienen de principio a fin la mirada del espectador. Entre estos se desarrollan conceptos y paradojas entre la masculinidad y lo femenino, la luz y la oscuridad y la sensualidad y la sexualidad.

El público podrá disfrutar este estreno exclusivo para el FIC el domingo 16 de octubre a las 12:00 horas en el Auditorio del Estado.

Por otra parte, Iván López Reynoso y Ángel Ródriguez deleitaron al público del Templo del Señor Santiago Apóstol en Marfil con un concierto nutrido con composiciones clásicas a dueto de piano con voz contratenor.

Entre los temas interpretados, se encontraron El Rossinyol de Manuel García-Morante, canción tradicional catalana; el fragmento Perch Perchè de Wolfgang Amadeus Mozart, perteneciente a la ópera Ascanio in Alba.

También se contó con la interpretación de Habanera de la ópera Carmen de Georges Bizet con arreglos de Ángel Rodríguez; esto como una interpretación especial en la modalidad de piano en solista.

Finalmente, el público ovacionó de pie al dueto por más de cinco minutos, provocando el regreso de los artistas para un agradecimiento extra con un tema final.

Por la tarde, la nave principal del Templo de la Compañía de Jesús Oratorio de San Felipe Neri fue el escenario perfecto para el recital que presentó la Academia de Música Antigua de la UNAM (AMAUNAM).

La agrupación, comandada por el director de orquesta y clavecinista brasileño Bruno Procopio, invitado para este concierto, ofreció un repertorio de piezas de los compositores Jean Philippe Rameau (16832-1764), André Campra (1660-1744) y Jean-Joseph de Mondonville (1711-1772), principales exponentes de la música francesa sacra del siglo XVIII.

Procopio, formado en el Conservatorio de París, llevó la batuta de este concierto en el que los jóvenes músicos de esta escuela fundada en 2017 dieron una muestra de su talento.

La programación completa de la edición 50 del Festival Internacional Cervantino se puede consultar en festivalcervantino.gob.mx y en la aplicación oficial del festival. Visita las redes sociales del festival en Twitter (@cervantino), Facebook (/Cervantino) e Instagram (@cervantino). Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx).