Expresión de niñas, niños y adolescentes es materia prima para prevenir, atender y erradicar violencias

Nacional
  • Sus voces son esenciales para generar conocimiento sobre la construcción de paz, subraya Constanza Tort San Román.

La voz de las niñas, niños y adolescentes es sustancial en los temas que atañen a su cotidianeidad y por ello, es fundamental escucharles para construir en conjunto políticas públicas y ejercer las acciones más ideales en torno al desarrollo en todos los ámbitos de su vida y de manera particular, para la prevención, atención y erradicarción de las violencias.

En este sentido, la encargada de despacho de la Secretaría Ejecutiva (SE) del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), adscrita a la Secretaría de Gobernación, Constanza Tort San Román, subrayó que el empoderamiento de esta población es fundamental para generar conocimientos sobre cómo avanzar en la construcción de ambientes de paz y cuidado colectivo en localidades focalizadas en el país que tienen distintas características entre sí.

La servidora pública señaló lo anterior en la Sesión Permanente de la Comisión de Secretarías Ejecutivas de Protección Integral de los Sistemas Nacional y de las Entidades Federativas (Comse) del Sipinna nacional.

Durante el evento se presentó un proyecto de investigación de la Especialidad en Familias y Prevención de la Violencia en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el cual pretende generar conocimientos y saberes con niñas, niños y adolescentes para la construcción de paz y cuidado colectivo en barrios ubicados en  la región centroccidental de México y de esta manera sumar para atender violencias estructurales.

Dicho trabajo se enfoca en una intervención a escala regional con la intención de que sea replicado en otras regiones de la República, a través de escuchar los saberes de los grupos poblacionales entre cero y 17 años de edad.

La coordinadora de dicha especialidad en la UAQ, Lorena Osorio Franco, abundó que el proyecto pretende señalar las violencias cotidianas e institucionales contra esos grupos etarios, para implementar estrategias de transformación de espacios y destinarlos a la convivencia ciudadana desde la perspectiva de la pedagogía.

La arquitecta, urbanista y profesora del Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ), María Teresa Trejo Guzmán, explicó que el dispositivo teórico y metodológico de dicho plan se aplicó en una primera etapa a escala regional y posteriormente, por barrios, mediante un enfoque directo con niñas, niños y adolescentes en sus escuelas, espacios públicos y hogares, para acercarse a las significaciones imaginarias-sociales de las violencias y generar alternativas de investigación e incidencia.

Finalmente, el educador y promotor de los derechos de las infancias, Salvador Tenorio Maya, dio a conocer algunos logros del proyecto, entre los que destacan el diseño de diversos instrumentos de observación de prácticas sociales violentas en el espacio público, sitios de encuentro con niñas, niños y adolescentes y la integración de un diagnóstico participativo con las voces de estos grupos etarios.