Exigimos al gobierno federal no intervenir en las elecciones para que la gente pueda votar con libertad: Marko Cortés

Electoral
  • El 5 de junio estarán en juego la libertad y la democracia en México; los mexicanos quieren ir a votar con seguridad, libremente y que sus votos cuenten y se cuenten bien.
  • Exigimos al gobierno federal poner en marcha un plan de seguridad para evitar la participación de la delincuencia organizada en el proceso electoral.
  • Los candidatos de Acción Nacional son los que han presentado propuestas claras y viables para resolver las demandas de la gente, lo que contrasta con los impresentables de Morena.
  • El próximo domingo las y los mexicanos volverán a demostrar que en México hay pluralidad política.
  • Vigilaremos todas las casillas para cuidar el voto de las y los ciudadanos y defender el triunfo de nuestros candidatos.

En Acción Nacional queremos que las elecciones del próximo domingo se desarrollen en paz y tranquilidad, para que la gente elija con absoluta libertad a sus gobernantes. Por eso, le exigimos al gobierno federal que ya deje de intervenir en los procesos, como lo ha hecho durante toda la campaña y garantice la seguridad para que no se involucre la delincuencia organizada.

Así lo demandó el presidente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, a una semana de los comicios en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Oaxaca y Quintana Roo, estados donde literalmente se ha volcado todo el aparato de Estado para intimidar y amenazar a los ciudadanos con quitarles los apoyos sociales si no votan por los candidatos morenistas.

“El 5 de junio estarán en juego la libertad y la democracia en nuestro país, por eso le exigimos al presidente López Obrador y a su gobierno que ya deje de intervenir en las elecciones, como lo han hecho en toda la campaña. Los mexicanos quieren ir a votar con absoluta libertad y que sus votos cuenten y se cuenten bien”, expresó.

Cortés Mendoza también pidió al gobierno federal instrumentar un plan estratégico de seguridad que, sin amedrentar a la sociedad, garantice que los ciudadanos acudan a las urnas de forma segura, así como que inhiba la probable participación de la delincuencia organizada, amenazando a la ciudadanía y a los actores políticos de oposición para favorecer a candidatos de Morena, como lamentablemente ocurrió en 2021.

Destacó que, a tres días de que concluyan las campañas, los candidatos de Acción Nacional y la coalición Va por México ya están ganando a los morenistas, porque cada vez hay más personas preocupadas por el rumbo del país, por el también pésimo desempeño de los gobiernos locales de Morena, y porque nuestros candidatos son los que han presentado propuestas claras y viables para resolver las demandas de la gente, lo que contrasta con los candidatos impresentables de Morena.

El creciente rechazo ciudadano a los candidatos morenistas, remarcó, tiene muy enojados a los de Palacio Nacional y por eso desde el gobierno federal han desviado recursos públicos y enviado a los seis estados a miles de brigadistas para amedrentar a los adultos mayores y a los jóvenes con la mentira de que si no votan por Morena se les van a retirar los apoyos sociales.

A pesar de todas las triquiñuelas del gobierno federal y de Morena, aseguró el dirigente panista, el próximo domingo 5 de junio, las y los mexicanos volverán a demostrar que en México hay pluralidad, como ocurrió en 2021 cuando la coalición Va por México impidió a Morena el control constitucional en la Cámara de Diputados.

“Estaremos vigilantes en todas las casillas para cuidar el voto de los ciudadanos y denunciar irregularidades. También estaremos preparados para defender nuestros triunfos en cada municipio y en cada distrito electoral, con la convicción de que nadie nos quitará a la mala lo que legítimamente estamos ganando a la buena con las propuestas de nuestros candidatos y candidatas”, advirtió.

Ante la mirada de los mexicanos y los ojos del mundo, concluyó Cortés Mendoza, López Obrador y su partido están obligados a dejar de desviar recursos públicos, a dejar de usar todo el aparato del Estado mexicano, a dejar de amenazar a la gente más vulnerable con perder sus programas sociales, a demostrar tantita congruencia democrática y a respetar la ley electoral, dejando que la gente vote libremente y reconociendo sin berrinches los triunfos de la oposición.