Exige PRI diálogo nacional para enfrentar amenazas de Trump

Deporte

Urgimos al Gobierno de la República a establecer una estrategia integral para resolver con inteligencia, capacidad y dignidad esta delicada situación para las y los mexicanos.
Ante el conflicto migratorio y arancelario que enfrenta nuestro país con los Estados Unidos, el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados expresa su voluntad para construir en conjunto soluciones inteligentes, firmes y benéficas para las y los mexicanos.
El respaldo de las y los Diputados del PRI ha sido y será propositivo, nunca incondicional, porque el interés superior es el pueblo de México. Con toda responsabilidad y visión de Estado, responderemos con trabajo legislativo y propuestas que contribuyan a evitar que se deje en vulnerabilidad los Derechos Humanos de nuestros vecinos del sur y se violente nuestro marco legal.
Hacemos un llamado al Gobierno Federal de México a que defina urgentemente una estrategia integral para hacer frente a esta amenaza a nuestra nación, evitando las ocurrencias y las improvisaciones.
Frente al insulto y las expresiones desmesuradas que buscan ejercer presión y lastimar la relación bilateral con EU, es indispensable que el Gobierno de la República actúe con toda firmeza y exija respeto a nuestra Nación y defienda la dignidad de las y los mexicanos. Son inadmisibles las descalificaciones en el marco de factores distintos a la agenda comercial. Es imperativo hacer valer nuestros intereses y tomar acciones contundentes en el ámbito diplomático y legal ante amagos que no corresponden a la buena vecindad entre nuestros países.
En nuestra experiencia, la única forma de defender a los mexicanos es con propuestas concretas en materia económica, comercial, de seguridad y diplomática, así como trabajo en conjunto para enfrentar el fenómeno de la migración.
El Gobierno de la República está obligado a implementar, con inteligencia, capacidad y dignidad, medidas concretas que brinden soluciones de fondo para resolver, junto con otros países involucrados, las causas y consecuencias de la migración de personas. También, independientemente de la negociación con el Gobierno de Estados Unidos, exhortamos a tomar medidas que reactiven el mercado interno, mantengan la estabilidad económica y generen condiciones para detonar la inversión del país, con el objeto de crear empleos y mejorar la calidad de vida de los mexicanos.
El fenómeno migratorio no es privativo ni responsabilidad de un solo país, es un tema compartido entre las economías del continente americano. Por eso, rechazamos que esta situación sea utilizada como bandera política para generar condiciones de incertidumbre que lastimen o dañen a las economías de la región.
Finalmente, las y los Diputados del PRI esperamos que se prevengan los instrumentos legales a los que el Estado Mexicano puede acudir en el caso de que se apliquen los aranceles, en atención a los compromisos con la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.
La unidad nacional se construye escuchando a todas las voces que representan la amplia pluralidad democrática del país. Sirva esta compleja coyuntura internacional para iniciar una etapa de apertura al diálogo nacional, donde las diferentes opiniones tengan espacio de expresión libre, para construir juntos las mejores alternativas de solución a los problemas que enfrenta el país.
El pueblo de México merece unidad, diálogo constructivo y suma de voluntades al servicio de la patria.