La Secretaría de Salud recomendó hoy el uso de cubrebocas caseros a las personas que acudan o laboren en lugares de alta concentración de gente.En la actualización de casos de COVID-19 en Nuevo León, el Secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, dijo que diversos artículos científicos señalan que los portadores asintomáticos de coronavirus pueden ser responsables del 60 por ciento de los contagios.

Por eso, señaló, para tratar de disminuir la cadena de contagio se recomienda el uso de los cubrebocas a las personas que viajan en transporte público o que laboran en súper mercados, gasolineras, farmacias, y demás establecimientos esenciales.

“El Gobierno del Estado de Nuevo León, a través de la Secretaría de Salud recomienda el uso de cubrebocas de tela en espacios públicos en los que sea difícil seguir las medias de sana distancia”, manifestó el funcionario estatal.

“El uso de cubrebocas quirúrgicos y las mascarillas N95 deben ser reservados solo para el personal de salud, es muy fácil hacer un cubrebocas de tela”, agregó.

De la O Cavazos reiteró en su exhorto a la ciudadanía a no volcarse a las farmacias a comprar estos artículos, sino hacerlos de manera casera para no agotar los insumos para los médicos.

Durante la rueda de prensa también dio a conocer la actualización de casos en Nuevo León, los cuales sumaron 4 para dar un total de 144; 92 confirmados por el INDRE y 52 detectados en laboratorios de hospitales privados.

Los nuevos casos son todos hombres, dos de ellos de 75 y 26 años con antecedente de viaje a Estados Unidos y Jalisco, respectivamente.

Los otros dos casos tienen 31 y 66 años, respectivamente y no cuentan con antecedente de viaje.

Los casos sospechosos suman 50, mil 190 han sido negativos, 47 pacientes se han recuperado y 17 se encuentran hospitalizados, siete de ellos en estado crítico.

El Secretario de Salud confirmó que las dos muertes que estaban en estudio resultaron positivas para coronavirus, con lo que ya suman tres defunciones por COVID-19.

Ante esto, exhortó a la población a quedarse en casa para poder reducir la cadena de contagio.

“No podemos bajar la guardia porque si bajamos la guardia esa enfermedad nos puede matar, entonces tenemos que seguir reforzando las medidas de prevención, seguir actuando más firmes”, puntualizó.