La diputada federal del PRD, Frida Esparza Márquez, exhortó a las autoridades del Sector Salud a informar la forma en que está operando el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que sustituyó desde el 1 de enero al Seguro Popular, ya que existen testimonios y denuncias de fallas, desabasto de medicamentos, cobertura obsoleta, sin reglas de operación y cobros excesivos en este programada diseñado a la población de menores ingresos.Expuso que el programa “estrella” del Gobierno de la Cuarta Transformación en materia de salud “apenas está naciendo y ya se encuentra en terapia intensiva” por las graves lagunas, desatención y falta de planeación, “que no es atribuible a los médicos, enfermeras o directivos de los hospitales, sino a la nula visión de desaparecer un programa sin tener los argumentos y recursos para crear otro”.
Recordó que el ISABI, de acuerdo al Gobierno Federal, “brinda servicios de salud gratuitos y de calidad a todas las personas que se encuentren en el país y no cuenten con seguridad social; bajo criterios de universalidad, igualdad e inclusión”.
Sin embargo, dijo que estos primeros días del año se ha dejado en la indefensión y sin servicios de salud suficientes y de calidad a millones de mexicanos, de escasos recursos, que por más de dos décadas estuvieron cubiertos por el llamado “Seguro Popular” que fue desparecido en el Gobierno de la Cuarta Transformación y sustituido por el INSABI.
“En un recorrido por diversos hospitales de alta especializada en la zona de San Fernando, la constante es que no hay criterios uniformes para la atención de la población que no cuenta con seguridad social, se están realizando cobros excesivos de hasta 20 mil pesos, no hay parámetros o criterios uniformes de atención, horas de espera y desabasto de algunos medicamentos y equipos”, apuntó la legisladora por Zacatecas.
Esparza Márquez, indicó que en algunos de estos hospitales, además de los cobros, se les solicitan diversos materiales como férulas, vendas, antibióticos y otros medicamentos e incluso CD de computadora para que puedan los pacientes tener acceso a una radiografía, tomografía o resonancia magnética.
Agregó que de acuerdo con la página del INSABI la población sin seguridad social contará con “servicios médicos sin restricciones porque habrá atención universal para todos los padecimientos, incluidos aquellos que generan gastos catastróficos, para lo cual se ha creado el Fondo de Salud para el Bienestar; también recibirán medicamentos gratuitos y demás insumos requeridos para sus tratamientos”.
Recordó que “bombo y platillo” el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la puesta en marcha del INSABI, que dijo sería gratuito. Sin embargo, la Secretaría de Salud ya aclaró que sólo están exentos de pago los servicios de primer y segundo nivel de atención. Sin embargo, los institutos naciones de salud y hospitales federales cobrarán una cuota de recuperación, debido a que brindan atención de tercer nivel o de muy alta especialidad.
“Ha sido una semana y media caótica en materia de salud. Hay denuncias de pacientes con cáncer a quienes se les ha negado el medicamento; hay otras denuncias de que se incrementaron las “cuotas de recuperación” respecto a lo que se cobraba con el Seguro Popular, no hay reglas de operación y hay incertidumbre porque el gobierno federal desapareció el Fondo de Gastos Catastróficos”, agregó.
Dijo que el secretario de Salud, Jorge Alcocer y las autoridades del INSABI, deben informar con claridad al Congreso de la Unión y la población sobre la situación que prevalece en el sector, ya que alrededor de 53 millones de mexicanos que estaban afiliados al Seguro Popular, los de menores ingresos en el país, hoy no cuentan con ningún tipo de apoyo por esta fallida transición.