A través del Programa de Vigilancia Epidemiológica Fitosanitaria (PVEF), durante 2019 técnicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural evitaron la introducción, establecimiento y dispersión de 30 plagas cuarentenarias, al detectar más de 790 mil insectos que podrían poner en riesgo la producción de alimentos vegetales en México.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) opera el PVEF en todo el territorio nacional, a través de los Comités Estatales de Sanidad Vegetal y abarca áreas agrícolas, silvestres, marginales y urbanas, identificadas como zonas de riesgo.

Se cuenta con una fuerza operativa de 364 técnicos en las 32 entidades federativas, integrada por 34 coordinadores, 121 profesionales fitosanitarios y 209 auxiliares de campo.

La vigilancia epidemiológica se lleva a cabo para proteger los principales cultivos del país, a través de acciones operativas de monitoreo como: rutas de vigilancia y trampeo, parcelas centinela y áreas de exploración, entre otras.

En el último trimestre de 2019, se detectaron incursiones de mosca del vinagre de alas manchadas en Caborca, Sonora; palomilla europea del pimiento; en Pénjamo y Valle de Santiago, Guanajuato; palomilla oriental de la fruta en Ciudad de México, y mosca negra del higo en Ayala, Morelos.

El mayor porcentaje de detección de plagas ocurrió en rutas de trampeo, con 436 mil 984 insectos capturados en 15 mil 937 trampas instaladas, las cuales tienen atrayentes específicos para cada especie de insectos.

En áreas de exploración (demarcaciones comerciales de producción de un mínimo de un cuarto de hectárea) se detectaron 128 mil 381 insectos.

El monitoreo en rutas de vigilancia es establecido en vías de comunicación, traspatios, zonas urbanas, áreas silvestres, centros de acopio y distribución de productos agrícolas y fronteras, donde existen hospedantes cultivables y silvestres.

Este tipo de vigilancia operó el año pasado en cuatro mil 174 puntos y se detectaron 110 mil 197 casos positivos.

Por su parte, el monitoreo en puntos de exploración se realiza en traspatios y áreas naturales mediante revisiones dirigidas. Este tipo de monitoreo, que se realiza en sitios aleatorios, confirmó 98 mil 202 incursiones.

Finalmente, en parcelas y plantas centinela se encontraron 13 mil 218 y tres mil 259 casos, respectivamente. Las parcelas corresponden a 790 superficies definidas dentro de áreas comerciales ubicadas en sitios de riesgo potencial a la entrada de alguna plaga, donde se realizan inspecciones visuales periódicas para verificar la ausencia, transitoriedad o presencia de plagas reglamentadas.

Las plantas centinela son mecanismos de monitoreo colocados en 49 puntos de entrada como puertos, aeropuertos y fronteras, u hospedante natural ubicado en sitios de riesgo, con la finalidad de realizar la inspección visual de manera periódica.

Algunas de las plagas, que están bajo vigilancia a través del PVEF, son: escarabajo ambrosial del laurel rojo, cancro de los cítricos, gorgojo khapra, palomilla del tomate, moko del plátano y gusano de la mazorca.