Estoy orgulloso de mi obra, de lo escrito, lo leído y de mis amigos: Marco Antonio Campos

Al mirar hacia atrás, reconozco que hice mi mejor esfuerzo y me siento orgulloso de mi obra, de lo que he escrito, leído y de mis amigos, afirmó el cronista, ensayista, narrador, poeta y traductor Marcó Antonio Campos, quien este domingo 1 de diciembre recibirá un homenaje con motivo de su 70 aniversario.El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, llevará a cabo la actividad en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, lo acompañarán Evodio Escalante, Eduardo Vázquez Martín, Víctor Manuel Mendiola y Mariana Bernárdez.
En entrevista, Víctor Manuel Mendiola y Mariana Bernárdez, ganador del Premio Xavier Villaurrutia 1992 por Antología personal, del Premio Casa de América (2005) y Premio Nezahualcóyotl, entre otros galardones, habló de los tres libros favoritos de su obra y aseguró que al “mirar hacia atrás” reconoce que hizo su mejor esfuerzo y se siente orgulloso de su trabajo como traductor, pues transcribió de y a otros idiomas más de 30 libros de poesía.
“Cuando uno llega a esta edad ve hacia atrás lo que ha hecho y siempre queda una insatisfacción. Para mí fue más importante ir hacia adelante que buscar la dicha. Traté de probarme en todos los géneros literarios, fui poeta y ensayista, pero lo que le puedo decir es que me siento orgulloso de haber hecho una obra de traductor. Creo que ahí sí hice una obra verdadera”, dijo el poeta quien ha traducido obras de Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, André Gide, Antonin Artaud, Roger Munier, Emile Nelligan, Gaston Miron, Gatien Lapointe, Paul-Marie Lapointe, Umberto Saba, Vincenzo Cardarelli, Giuseppe Ungaretti, Salvatore Quasimodo, Cesare Pavese, Emilio Coco, Georg Trakl, Reiner Kunze, Carlos Drummond de Andrade y Nuno Júdice, principalmente.
El autor de La desaparición de Fabricio Montesco (1977), No pasará el invierno (1985), entre una veintena de libros, ensayos y poemarios, nació en la Ciudad de México el 23 de febrero de 1949. Ha sido profesor de Literatura en la Universidad Iberoamericana (1976-1983); lector huésped de las universidades de Salzburgo y Viena (1988-1991); profesor invitado de la Brigham Young University (1991), en las universidades de Buenos Aires y La Plata (1992) y la Universidad de Jerusalén (2003). Además de director en dos épocas del Periódico de Poesía y coordinador del Programa Editorial de la Coordinación de Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Al preguntar al también ganador del Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde (2010) si tuviera que hacer una selección de su obra después de 50 años de producción, qué elegiría, aseguró que tres textos: “Preferiría de mis libros, en el ensayo, Las ciudades de los desdichados; en poesía, Viernes en Jerusalén y, en novela, En recuerdo de Nezahualcóyotl. Esos son los tres libros con los que me quedaría después de 50 años de estar escribiendo”, precisó.
El escritor dijo sentirse aún más orgulloso de sus textos, de lo que ha escrito, leído y los amigos que ha tenido. Reveló que actualmente lee varias obras, una de ellas le pareció “muy dura”, El vendedor de silencios, de Enrique Serna.
Marco Antonio Campos también ha sido colaborador en distintas épocas de Confabulario, La Jornada Semanal, La Semana de Bellas Artes, Periódico de Poesía, Proceso, Punto de Partida, Revista de la Universidad de México, Sábado y Vuelta.