Motivado por la medalla de oro que ganó en la Copa del Mundo de Sofía 2019, el pentatleta Manuel Padilla Lazcano se alista para enfrentar el 15 de diciembre, en Guadalajara, Jalisco, el tercer y último selectivo nacional de cara al proceso a Tokio 2020.

El no haber logrado su objetivo en los Juegos Panamericanos Lima 2019, también fue un hecho que marcó al joven que sueña con llegar a su primera justa veraniega.

“Todos los deportistas a lo largo de nuestra carrera tenemos altas y bajas, y lo que te define realmente como un campeón son las veces que te levantas de tus derrotas. De alguna manera, después de un gran logro, yo tuve una derrota personal, pero eso en vez de tenerme abajo, me ha dado más fuerza y me siento muy motivado y con mucha más experiencia que el año pasado, entonces estoy más fuerte que nunca”, aseguró.

Al hacer un balance de lo que ha sido este año en su carrera deportiva, el pentatleta originario de Tláhuac, Ciudad de México, reconoció que fue un 2019 de altibajos.

“En abril tuve mi resultado más grande de toda la vida que es ganar una Copa del Mundo, lamentablemente después de eso fue Juegos Panamericanos, donde la equitación no me permitió tener el resultado que quería”, compartió Padilla Lazcano, quien inició en la natación a los nueve años y a los 14 años se decidió por el pentatlón moderno.

Sin embargo, Manuel destacó que en los dos nacionales clasificatorios que se realizaron recientemente para conformar a la selección que representará a México en las competencias internacionales de 2020, logró ubicarse en primer lugar.

“Llevamos dos nacionales de tres, en ambos gané el primer lugar, sólo falta el tercero que será el 15 de diciembre, en Guadalajara, Jalisco, para terminar de definir a la selección nacional, con ese se cierra todo, se hace la suma de puntos y se determina la selección”, explicó el atleta, quien desde los 16 años entrena en las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR).

De confirmar su lugar, el pentatleta enfrentará en 2020 el proceso para lograr su boleto a los que serían sus primeros Juegos Olímpicos.

“Todavía no está bien definido el programa de trabajo para el 2020, a mí me gustaría participar en el Abierto de Budapest, que es una competencia que da puntos para Juegos Olímpicos y de ahí poder hacer todas las Copas del Mundo para sumar puntos, pero todavía no sabemos que competencias nos tocarán.

“En lo que a mí concierne, yo intentaré hacer lo mejor en cada una de las competencias que tengamos para asegurar mi clasificación a Tokio, para ello se toman en cuenta tus tres mejores competencias, de las que entran en el ranking, y se requiere sumar aproximadamente 120 puntos. Una Copa del Mundo da 60 puntos, el Campeonato Mundial da 80 y los Abiertos dan 40, entonces realmente se requiere hacer una muy buena competencia para asegurar el pase olímpico”, explicó.

El ganador de dos preseas en Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 apuntó que su objetivo es repetir su hazaña de coronarse en una Copa del Mundo, para conseguir el anhelado pase olímpico.

Por el momento, el atleta de 1.88 metros de estatura continuará con su preparación, bajo la supervisión del entrenador nacional Isaac Cortés, con quien inició sus entrenamientos tras la partida a Rusia de su anterior entrenador Vakhtang Iagorashvili.

“Empecé a trabajar con él después de los Juegos Panamericanos, tuve un lapso de acoplarme al entrenamiento, pero ahorita estamos funcionando bastante bien, estoy fuerte y en una de mis mejores formas de toda la vida, así que esperamos buenos resultados”, puntualizó Padilla.