Principal Cultura Este fin de semana, el Laboratorio Arte Alameda impartirá el taller infantil...

Este fin de semana, el Laboratorio Arte Alameda impartirá el taller infantil Memoria oeste

100
Compartir

A través de una serie de juegos espontáneos y colectivos con objetos, relatos y recuerdos, y en la que se explorarán las posibilidades creativas del cuerpo, el Laboratorio Arte Alameda (LAA) impartirá el taller infantil Memoria oeste con el objetivo de acercar al recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura a los hijos de los comerciantes de la vía pública ubicados en las inmediaciones de la Alameda Central.
Dicho taller, a cargo de Ana G. Zambrano, se llevará a cabo el viernes 5, el sábado 6 y el domingo 7 de julio, de las 12:00 a las 15:00, en el marco del programa público Tianguis: Otr+s, tod+s, nosotr+s. La entrada será gratuita previo registro al correo info.artealameda@gmail.com, y es recomendado para niñas y niños de seis a 12 años.
“La idea de este taller es suscitar la generación espontánea y colectiva de algunos juegos y dinámicas a partir de la observación de ciertos objetos que derivan de la infraestructura de los puestos de los comerciantes de la Alameda Central”, comenta en entrevista Ana G. Zambrano.
Agrega que los principales elementos con los que se jugará son cuerdas, lonas, huacales y cartones, los cuales forman parte de la infraestructura de los puestos de los comerciantes. “A partir de la observación de estos objetos se trabajará en el análisis del uso del espacio público y privado, y en cómo podemos encontrar puntos de vista diversos, como los que tendrán cada uno de las y los participantes.
“La visión que tenemos del espacio público y privado varía mucho a partir del uso que se le da. Lo importante de este taller es que participarán hijos e hijas de comerciantes ambulantes, así como niñas y niños de otro círculo. Lo interesante de esta diversidad será la observación y el análisis que se podrá realizar a partir de los objetos y de los juegos espontáneos que se susciten, y las relaciones y dinámicas que se generen”.
Refiere que la sesión comenzará con los objetos dispuestos, la idea de cómo éstos son acumulados y la manera en la que generan órdenes entre ellos. “La intención es poner estos objetos en disposición y un bloque de cosas que los niños activarán paulatinamente, y yo funcionaré como una guía de preguntas y de los ejercicios que se suscitarán a partir de desdoblar los objetos”.
Se trata, asevera la también bailarina, de un trabajo de laboratorio que ya se ha realizado anteriormente con resultados “sorprendentes, y que van desde construir un ring, una playa o hasta un desierto. Una de las derivaciones de estos ejercicios son los escenarios vivos en la vía pública, ya que a partir de la idea del desdoblamiento de los objetos se crean paisajes en el espacio público”.
Otro acercamiento que ha tenido con los objetos expuestos es la idea de la escultura viva para trabajar el cuerpo como un objeto más, añade. “Lo que hacemos es dejar que los objetos se conviertan en una extensión de nuestro cuerpo o nosotros convertirnos en un objeto que se transforma en la extensión de otro.
“También manejamos la idea de la vendimia inmaterial con la construcción y deconstrucción de puestos. Es un ejercicio mucho más performático que se construye con la idea de lo que puedo vender y lo que se me da a cambio, pero lo que más me interesa es ver cómo las niñas y los niños pueden activar los objetos y, a partir de ahí, organizarse y generar relaciones de amistad y legitimación”.
Considera, asimismo, que, a través del pensamiento artístico, es posible abordar infinidad de situaciones y, a partir del empleo de herramientas del arte, se puede generar un ejercicio o juego, además de un análisis relacionado con el contexto y su uso. “También se puede hacer una reflexión sobre la diversidad de papeles y ocupaciones que existen dentro del espacio público y privado”.
Ana G. Zambrano es docente, bailarina y coreógrafa. Trabaja de manera interdisciplinaria por medio de una mirada que implica lo corporal y coreográfico. Su investigación se centra en la discusión en torno al concepto del cuerpo escénico ideal, sus límites y posibilidades, así como a la relación específica entre los cuerpos, así como entre cuerpo y objeto. Desarrolla de manera independiente su trabajo como coreógrafa ante la necesidad de encontrar un lenguaje propio que amalgame la danza, el performance y el teatro.