Estados Unidos tiene que aprender a respetar soberanía de México: presidente

Nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que Estados Unidos no debe intervenir en los asuntos internos de México y, por el contrario, procurar que la relación bilateral se fundamente en la cooperación e integración con respeto a la soberanía.

“Es una labor y hacia adelante importantísima para los jóvenes porque de eso depende el desarrollo, de eso depende el fortalecimiento de América del Norte, de toda América; el fortalecimiento de Estados Unidos y el fortalecimiento de México. Repito: nos necesitamos, nos complementamos, sólo que tienen que aprender a respetarnos”, subrayó.

“Una de las cosas que se tienen que establecer con mucha claridad, es cooperación económica, sí; integración económica, sí; ayudarnos mutuamente para fortalecer a América del Norte y a toda América, sí; cooperación para el combate al narcotráfico y que ayudemos humanitariamente a que no se padezcan esas pandemias de consumo de fentanilo en Estados Unidos, que tanto dolor, que tanta muerte provocan, sí; buscar soluciones de fondo al problema, al fenómeno migratorio, sí, pero respeto a la soberanía”, agregó.

En conferencia de prensa matutina reiteró que México es un país libre, independiente y soberano, por lo que “no puede ser nunca un protectorado, una colonia de ningún país extranjero”.

El mandatario indicó que hay sectores dentro del gobierno de Estados Unidos con actitudes prepotentes e injerencistas, lo que se refleja en fallos respecto a asuntos internos de países como México.

“En efecto, ¿qué tienen ellos que meterse en el asunto de las diferencias que tenemos con el Poder Judicial?, ¿quiénes son ellos para intervenir?, ¿cuál es el fundamento legal?, ¿quién les autoriza a intervenir? Están violando flagrantemente el derecho internacional, la independencia, la soberanía de los pueblos”, enfatizó.

Sostuvo que no hay gobiernos del mundo o países autorizados a intervenir en la vida interna de otras naciones, sin embargo, históricamente Estados Unidos asume ese rol que México no aceptará.

El jefe del Ejecutivo recordó que desde ese país se financió a organizaciones independientes dedicadas a atacar al Gobierno de México, legal y legítimamente constituido.

“Es una manía del gobierno de Estados Unidos de entrometerse en la política interna de otros países desde hace cuando menos dos siglos y no sólo es opinar o dar cartas de buena conducta como si ellos fuesen los jueces, el gobierno del mundo, sino intervenir militarmente a países con gobiernos no sometidos a los intereses del gobierno de Estados Unidos, esa es la historia”, explicó.

En los últimos cinco años, dijo, se crearon condiciones para el diálogo y existe una buena relación con el presidente Joseph Biden, quien prioriza el trato igualitario entre naciones.

“Tenemos esa vecindad y, además, si nos ponemos de acuerdo, como lo hemos hecho en los últimos tiempos, nos ayudamos mutuamente, ya no se puede separarnos; es bastante la integración”, aseveró.

El presidente López Obrador criticó el reciente informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la situación de los derechos humanos en México. Remarcó que estas publicaciones son administradas por una internacional de derecha apoyada en ese país.

“Ya sabemos que son los golpeadores, los halcones, vinculados con las mafias de los países, relacionados con las organizaciones supuestamente no gubernamentales. (…) Como ya sabemos, no nos preocupa porque tenemos relaciones con los que tienen una política de respeto a México y entre ellos incluyo al presidente Biden”, precisó.

“¿Cómo van a hablar de derechos humanos si ellos destinan miles de millones de dólares a la guerra para la muerte de inocentes en todos los países del mundo donde hay confrontación? Pero nosotros no nos metemos en eso. O, ¿por qué no liberan a Assange?, ¿dónde está la libertad y la libre manifestación de las ideas?”, cuestionó.