Esperan alza agresiva de tasas en EE. UU.*

Finanzas
  • Ventas minoristas de EE. UU. bajan en mayo

15 de junio de 2022. Las bolsas de Europa iban al alza al momento de abrir los mercados en Estados Unidos. El índice FTSE 100 subía 1.44%, el DAX ganaba 1.75%, el Euro Stoxx 50, 1.9% y el CAC 40 subía 1.63%. El IBEX 35 de Madrid ganaba 1.93%, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

Hoy bolsas estadounidenses abren al alza, con el Dow Jones subiendo 1.12%, el S&P500 1.35% y el Nasdaq 1.7%, en otro intento de plantar un piso al mercado bajista, y a unas horas de que se difunda el monto del alza de tasas de la Fed.

El Banco Central Europeo (BCE) se reunió de emergencia para anunciar un mecanismo para prevenir las crisis de deuda que algunos de sus miembros padecieron durante la pasada alza de tasas de interés.

La primera medida, que implicaría ser más selectivos al momento de reinvertir en los bonos adquiridos durante la recién detenida política de estímulos a la economía, tuvo efectos mixtos en los mercados. El euro subió y bajó contra el dólar, pero el efecto en los rendimientos de los bonos italianos a 10 años fue más efectivo, al bajar hasta 3.87%. Las bolsas tomaron también un impulso de alza hacia el mediodía en Europa.En Estados Unidos, la ventas minoristas caen 0.3% en mayo, por primera vez en cinco meses, cuando se esperaba un aumento de 0.2%. Las ventas minoristas sin los precios más volátiles aumentaron 0.5% contra al 0.8% esperado. Esta es una de esas malas/buenas noticias, al implicar un enfriamiento de la economía estadounidense mayor al esperado, justo el día en que se conocerá la decisión de tasas de la Fed.

De acuerdo con los más recientes reportes, el alza de 75 puntos base, que parecía poco probable hasta la semana pasada, está cobrando fuerza hoy, y es la que sería anunciada hoy a las 2 de la tarde, hora de Nueva York.

El precio del petróleo, que llegó ayer a tocar niveles de 122 dólares por barril (WTI), hoy se cotiza en 118 dólares, a la espera de la decisión de la Fed.

El grave efecto de las alzas en la gasolina

Los precios de la gasolina están aumentando a nivel mundial debido a la demanda acumulada de viajes y los límites de refinación. Esto complica la vida de los consumidores, los banqueros centrales y los políticos. Es un impuesto al consumo, desvía el gasto de otras áreas y aumenta la inflación.

Los precios de la gasolina han superado el aumento del petróleo dada la escasez de capacidad de refinación y los controles de exportación de China. Esta situación puede empeorar, con pronósticos de una temporada de huracanes en EE. UU. por encima del promedio y la mitad de la capacidad de refinación de EE. UU. en la costa del golfo. Los ganadores, al menos por ahora, son las refinerías de petróleo como Marathon (MPC) o Valero (VLO).

El aumento de los precios de la gasolina es un lastre para el consumidor. Más del 5% del gasto promedio del consumidor de EE. UU., proporción que aumenta a más del 12% para la población de ingresos más bajos.

Una señal tan visible de aumento de los precios también está ayudando a impulsar las expectativas de inflación. La gasolina puede tener solo un 4% de peso en la canasta de inflación de EE. UU., pero su precio subió 49% en el último informe de mayo.

Recortes de impuestos

El gobierno ha estado respondiendo a este dolor de los consumidores, con 20 estados de EE. UU. recortando los impuestos a los combustibles, lo que se suma a los aproximadamente 6,000 millones de dólares en subsidios globales a los combustibles fósiles.

Los precios de la gasolina son un gran problema político, impulsado por un alto uso en EE. UU. y los altos impuestos europeos. Los automóviles estadounidenses tienen una eficiencia de combustible inferior a la media mundial (-20%), pero viajan el doble de distancia (14,000 km) promedio al año.

La eficiencia del Reino Unido y la UE es mejor (+15% sobre el promedio) y se viaja menos (menos de 7,000 km), pero los impuestos son altos. El 50 % de los precios de los combustibles en el Reino Unido y el 60% de los de la UE son impuestos (tasa de combustible e IVA). Esto es el triple de EE. UU., donde el impuesto federal a la gasolina de 18.4 centavos de dólar por galón (c/g) no ha cambiado desde 1993.

*Ben Laidler es Estratega Global para eToro, ha sido director de estrategia en numerosas instituciones financieras y es egresado del London School of Economics and Political Science, así como de la Universidad de Cambridge.