METEPEC, Edomex.- Es indispensable plantear una nueva distribución de las labores domésticas y repensar la manera en que hombres y mujeres se involucren en el cuidado del hogar y de los hijos, y esta contingencia es un buen momento para empezar con estos cambios, consideraron especialistas en equidad de género.

Como parte de las acciones de prevención de la violencia contra las mujeres, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de México (CEAVEM), realizó el foro virtual “Compartiendo las labores del hogar y de cuidado durante y después del Covid-19”, con la participación de especialistas en materia de género y políticas públicas.

Jacobo Cuéllar Ocampo, Jefe del Departamento de Políticas Públicas de la CEAVEM, destacó que durante la contingencia sanitaria que actualmente se vive, se ha hecho más evidente el problema de desigualdad que enfrenta el sector femenino, a quienes social y culturalmente se ha adjudicado la responsabilidad de realizar las labores y el cuidado del hogar.

De ahí la importancia de reflexionar y cambiar paradigmas sobre el rol que deben desempeñar tanto hombres como mujeres en las actividades domésticas, y de involucrar a niñas y niños en estas actividades sin discriminar por estereotipos de género.

“En esta contingencia en gran medida han sido las mujeres quienes han estado sosteniendo, por así decirlo, esta parte de la reproducción social, de la vida, de que las demás personas que están a su alrededor tengan la oportunidad de poder realizar y continuar realizando sus actividades de manera regular”, consideró Cuéllar.

En tanto, Susana Munguía Fernández, Jefa del Departamento de Equidad de Género CIEG UAEM, enfatizó que durante años las mujeres han desempeñado diversos roles, no obstante durante el confinamiento, se ha hecho más evidente la carga de trabajo que enfrentan, pues aunado a sus roles laborales, también deben atender las labores de higiene en el hogar y el cuidado de la familia.

“Lo que tendríamos que estar pensando y repensando en los hogares es en una circunstancia que tenga que ver más con dividir el trabajo de manera equitativa, es obligación de todas y todos en el hogar realizar sus actividades, ¿por qué es obligación de todos y todas?, porque todas y todos vivimos en esa casa y todos necesitan de ese cuidado y atención.

“Esta contingencia pone mucho más la atención en estos momentos porque ahora están también los hijos en el hogar porque no están las escuelas abierta, son las guarderías, entonces eso implica otra carga de trabajo que cumplen las mujeres”, destacó Munguía.

Adriana Sánchez Huitrón, especialista en Género y Políticas Públicas, coincidió en que la división sexual del trabajo ha tenido mayor impacto durante estos días de contingencia.

Precisó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo, el promedio de horas semanales que las mujeres dedican al trabajo doméstico no remunerado es de 29.8 horas a la semana, en contraste con las 9.7 horas que dedican los hombres a las mismas actividades.

Bajo esta premisa, puntualizó la importancia de revalorar y asumir la responsabilidad del bienestar común de la familia y todo lo que ocurre al interior del espacio doméstico, de tal manera que hombres y mujeres trabajen de manera corresponsable para hacer equitativas las cargas de trabajo.

“Redistribuir y reducir las cargas de trabajo sería la principal responsabilidad de quienes estamos cohabitando un espacio, hay que participar en la familia hay que empezar a rediseñar el modelo.

“A mí me parece que en esta pandemia tenemos nosotros que sacar de esto las posibilidades de aspirar a otro tipo de modelo, para hacer valer todo lo que somos como mujeres y hombres capaces de construir, a partir del espacio doméstico, para cerrar las brechas de desigualdad que se han generado hasta ahora”, dijo Sánchez Huitrón.

En este sentido, llamó a compartir de manera equitativa las labores de crianza, cuidado y mantenimiento del hogar, administración de los recursos y acompañamiento en las labores de higiene a fin de crear un espacio de bienestar para todos.

Cabe señalar que durante el confinamiento la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de México ha puesto en marcha diversos mecanismos de contacto, como el número telefónico 722-275-8664, el correo electrónico comisionada.ceav@edomoex.gob.mx o vía redes sociales.