Especialistas de 29 instituciones y organismos nacionales e internacionales hicieron una serie de propuestas en diversos ámbitos, con el propósito de fortalecer las estrategias para atender esta emergencia sanitaria, las cuales se compilaron en el documento Recomendaciones para la atención de la pandemia por COVID-19 en México, que hoy se presentó de forma virtual.

Entre las recomendaciones resalta la necesidad de que el sector Salud fortalezca la atención médica a distancia, la vigilancia del diagnóstico temprano y la emisión de mensajes claros y directos sobre las medidas de prevención de contagios, el fomento del teletrabajo y los apoyos económicos a las personas que se encuentran en la economía informal.

Durante la presentación, el panel de personas expertas coincidió en que desde hace décadas el sistema de salud mexicano enfrenta problemas estructurales como escaso financiamiento, fragmentación, diferencias en la calidad de los servicios, acceso inequitativo y déficit de recursos humanos.

Asimismo, reconocieron que las medidas de prevención impulsadas por la Secretaría de Salud, como el uso adecuado de cubrebocas, la sana distancia y el mantenerse en casa el mayor tiempo posible han contribuido a mitigar los contagios.

A nombre del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, celebró este ejercicio de reflexión documentado y analítico, y expresó el compromiso de revisar las recomendaciones para fortalecer las estrategias contra COVID-19.

“Utilizarla para hacer un alto en el camino, una reflexión sobre cómo podemos mejorar en lo inmediato, en el mediano y en el largo plazo, también las condiciones de salud de México durante y más allá de la epidemia de COVID-19. Cuando hablamos de las necesidades urgentes, de promoción, de modelos de atención y de vinculación, nos estamos hablando a nosotras y nosotros mismos sobre lo que tenemos que hacer de manera conjunta”, dijo.

En su mensaje, el director general de Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Juan Rivera Dommarco, explicó que estas recomendaciones están disponibles para las y los interesados y son producto de las reflexiones de 38 especialistas de 29 instituciones que participaron en el seminario virtual celebrado del 23 al 27 de noviembre de 2020: Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia de COVID-19 y sugerencias para enfrentar los próximos retos.

Entre las instituciones participantes destacan la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS), la Academia Nacional de Medicina, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Colegio de México (Colmex) y el Banco Mundial (BM).

Rivera Dommarco resaltó que la emergencia sanitaria ha producido enfermedad y muerte, y una de las mayores crisis económicas y sociales, de allí el interés de académicas, académicos y especialistas en salud pública para contribuir desde la ciencia, con recomendaciones para enfrentar la pandemia.

Al tomar la palabra, el director general del Instituto Nacional de Geriatría (INGER), Luis Miguel Gutiérrez Robledo, recordó que ni la edad ni el estado de salud mental deben ser criterios para negar la hospitalización o el acceso a terapias intensivas y urgió la necesidad de orientar a las residencias para personas adultas mayores y con enfermedades mentales sobre su cuidado preventivo y en materia terapéutica.

La directora del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del INSP, Celia Alpuche Aranda, precisó que la larga duración de la pandemia ha propiciado el hartazgo y agotamiento social, económico y emocional, de tal manera que el modelo de comunicación actual está agotado. Debe modificarse para despertar o mantener la conciencia en la sociedad, sobre la importancia de continuar con las medidas no farmacológicas que son efectivas, como el distanciamiento físico, la higiene de manos y el uso obligatorio de cubrebocas.

Para contener la epidemia, indicó, es necesaria la detección oportuna de casos y dar seguimiento de contactos para identificar a quienes requieran atención hospitalaria. Propuso además diseñar un plan que permita el confinamiento seguro para quienes viven en hogares hacinados y multigeneracionales.

En su intervención, el director general del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ), David Kershenobich Stalnikowitz, indicó que se han desarrollado diferentes estrategias para atender la epidemia de coronavirus, tanto al interior del instituto como en atención extrahospitalaria.

Una de las medidas fue la reconversión hospitalaria ante la temporada invernal con infraestructura, insumos y cadena de suministros; se aceleró el diagnóstico con pruebas de antígeno y se dio prioridad a la atención de personas adultas mayores y con comorbilidades.

En el campo extrahospitalario se incorporó la telemedicina al sistema de atención en la epidemia; se implementó la atención pre hospitalaria para facilitar la distribución y traslado de pacientes a los distintos centros hospitalarios, así como el aislamiento seguro, previendo espacios de confinamiento voluntario para disminuir el riesgo de contagio en los hogares.

Al participar en el encuentro, el subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo Fernández, calificó las reflexiones y recomendaciones como un esfuerzo trascendental por la riqueza de los enfoques y propuestas, que debe ser un ejercicio continuo para ayudar al diseño de políticas públicas que beneficien a la sociedad.

A su vez, el representante de la OPS/OMS en México, Cristian Morales Fuhrimann, propuso impulsar una estrategia comunitaria de prevención, atención y mitigación de la COVID-19, con un enfoque de Atención Primaria a la Salud (APS), para bajar la presión en hospitales y reducir los fallecimientos, además de mejorar los protocolos de manejo clínico y evitar el suministro de medicamentos sin efectividad probada.

En un mensaje videograbado, la secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra, dijo que debe anticiparse la resolución de problemas y superar rezagos acumulados en la sociedad mexicana que han afectado a la economía, los ingresos y el bienestar, como consecuencia inmediata de las medidas de confinamiento.

En su oportunidad, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, subrayó que las reflexiones presentadas por las diferentes instituciones se realizaron en un ambiente de libertad y respeto, porque “lo realmente importante es construir el futuro y encontrar los cauces para una colaboración productiva y estrecha que nos permita superar estos momentos difíciles y regresar fortalecidos, unidos por el bien de la sociedad mexicana”.

Reiteró el apoyo de la Máxima Casa de Estudios para el proceso titánico de vacunación, que debe hacerse en orden, sin privilegios y con todas las medidas de seguridad sanitaria, de acuerdo con los lineamientos generales.

Para la elaboración de este documento participaron también los institutos nacionales de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosío Villegas”, (INER); Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, (INCMNSZ); Cardiología “Ignacio Chávez”; Geriatría, (Inger); Psiquiatría “Juan Ramón de la Fuente Muñiz”, (INPRFM); y el Instituto Nacional de Salud Pública, (INSP).

El documento se encuentra disponible para su consulta pública en: http://bit.ly/3psxojt

La mejor vacuna es cuidarnos mutuamente.