Escritoras disertan sobre la influencia de María Zambrano y Antonieta Rivas Mercado en la obra de Alfonso Reyes

Cultura

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, presentaron la segunda sesión del coloquio Alfonso Reyes y las mujeres de su tiempo, en la Capilla Alfonsina, donde las ponentes disertaron sobre la influencia de María Zambrano y Antonieta Rivas Mercado en la obra del escritor regiomontano.Beatriz Saavedra, quien moderó la mesa, aseguró que la obra de Alfonso Reyes (1889-1959) se ha abordado desde muchas aristas, “pero no hay estudios suficientes sobre la relación que tuvo con las mujeres de su familia, como Alicia y Manuela, y su amistad con las escritoras Victoria Ocampo y Juana de Ibarbourou”.
La escritora Mariana Bernárdez en su ponencia Reyes y Zambrano, un momento en el Lago de Pátzcuaro, destacó la “intimidad” entre María Zambrano y Alfonso Reyes, la cual tuvo su eje de recuerdo en el Lago de Pátzcuaro, en Michoacán, donde el regiomontano azuzó a la filósofa española con la frase: “A mí el indio que llevo dentro no me deja hacer filosofía”.
La traductora e investigadora Martha Celis destacó la condición traductora del autor de El suicida, la cual se apuntaló desde su exilio en España y dejó obras traducidas de G. K. Chesterton y Laurence Sterne, así como una versión moderna del Poema del Mio Cid.
Tayde Acosta Lamas, autora de Antonieta Rivas Mercado: obras, explicó la relación de la escritora mexicana con Alfonso Reyes, al que consideraba “guía, maestro y confidente”, en una amistad que se gestó previo a la creación del Teatro Ulises y que se rompió con la estancia de Reyes en el cuerpo diplomático del presidente Plutarco Elías Calles.
Liliana Weinberg, académica de El Colegio de México y autora de El ensayo en busca de sentido, destacó la amistad entre María Zambrano y Alfonso Reyes, y la admiración que la poeta española tenía por el diplomático mexicano, al que nombró “mediador”, porque sabía sonreír. Empero, también contrastó las posturas divergentes entre ambos sobre el trabajo del novelista alemán Johann Wolfgang von Goethe.
En esta segunda sesión, también participaron Diana Suárez, quien presentó Alfonso Reyes y el renacimiento de Grecia, así como Mariana del Arenal, quien leyó El sacrificio de Isaac. Ambos textos sirvieron de antesala para la representación teatral de un fragmento de Ifigenia Cruel, escrito por Alfonso Reyes y escenificado por la compañía de teatro de la Fundación CIM DARA.
El coloquio Alfonso Reyes y las mujeres de su tiempo tendrá su tercera y última sesión este miércoles 11 de marzo en la Capilla Alfonsina, a las 17:00 horas.