¡Es una tristeza ver hasta donde hemos llegado!

Política

Carolina Real

Todos los mexicanos esperando el tan llamado y famoso “Cambio Verdadero”, la “Cuarta Transformación”, la “Esperanza de México”… y solo veo como los mexicanos están enojados, frustrados, apáticos, violentos.

Muchos viviendo en el pasado, como si el presente no valiera nada.

Decían tener la solución para gobernar un país, 18 años de tener las respuestas a todo, pero al momento de llegar tal parece que la única respuesta es culpar.

Cada uno sabe en esta vida para que es bueno y, por más que queramos ocupar puestos, si no tenemos la preparación, pues no pasa nada.

Hace tres años yo escuché que las personas no robarían porque no habría necesidad y hoy la delincuencia esta desatada.

Hace tres años escuché que, desde el día uno del gobierno de la transformación, la gasolina bajaría a 10 pesitos y miren que yo si la ocupo ¿y qué creen? Hoy vale 26 pesos el litro.

Hace tres años escuché que habría más empleo, que la salud en México sería como Dinamarca, pero hoy veo el desabasto de medicamentos y los hospitales sin poder operar, porque no hay insumos ni equipo médico decente. Quieren traer doctores cubanos, cuando ni a los médicos mexicanos tratamos bien.

¿Qué me dicen de los feminicidios? Diario lees el periódico o prendes la tv o revisas redes sociales y hay una desaparecida, una muerta, una ultrajada, de eso no hay indignación en las mañanas.

¿Qué me dicen de los compañeros de los medios? Una periodista pide, suplica al presidente tome cartas en un asunto por amenazas y a los dos días, la matan.  Y no dice nada ¿una muerte así no indigna? Podría ser yo, podrías ser tú.

Un país que tiene tanto que ofrecer y con un gobierno taaaan chico. Ojalá en la playlist de la mañanera este la canción de ¡¡¡TE QUEDO GRANDE LA  YEGUA Y A MEXICO LE FALTÓ JINETE!!!

Y si, le falta jinete a México, alguien que si pueda llevar a buen rumbo este hermoso y bello país donde nací. Donde como tú, he trabajado y jamás se me ha regalado nada, donde me levanto temprano, donde le chingo, donde sueño, donde duermo, donde mis anhelos están. Un país que me hace quererlo cada día, un país que no dejo de admirar por sí solo, un país que vale la pena cuidar y proteger, un país que tiene a las mejores personas del mundo.

Todos necesitamos de todos. Somos una cadena y habemos muchos que todavía creemos y confiamos. Habemos muchos que todavía soñamos, habemos muchos que día a día nos levantamos para ser mejores y dar todo en nuestro trabajo.

Todo empieza desde adentro de nosotros. Seamos mejores seres humanos, seamos mejores amigos, seamos mejores novios, novias, esposos, esposas, hijos, hijas, hermanos y hermanas. Tengamos una palabra de apoyo para quien lo necesite, extendamos la mano como lo hemos hecho siempre.

Reflexionemos. Nos quejamos de todo el pasado y nuestro presente esta colmado de lo que no queríamos.

El buen juez por su casa empieza.