Es necesario crear una estrategia nacional de ciberseguridad con mecanismos efectivos de protección y seguridad que incluyan a la niñez y a las personas jóvenes en su totalidad, así como sus facetas de comunicación e interrelación con las redes sociales a través del internet, aseguró el Comisionado Presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO CDMX), Julio César Bonilla Gutiérrez.

Destacó que no se puede ignorar o menospreciar la importancia decisiva de la actuación de las niñas, niños y jóvenes en todos los ámbitos de cualquier sociedad desarrollada, lo que implica protegerles de ciertos riesgos que también coexisten con las libertades de lo público que desdibuja lo privado en las redes sociales.

Al participar en el conversatorio virtual Las identidades en el entorno digital y la protección de datos personales con el uso de las nuevas tecnologías, que organizó el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información Pública (ICAI), Bonilla Gutiérrez señaló que es imperativo educar en privacidad a la niñez y la juventud; “es deber nuestro, de todas y todos, educar sobre los principios, valores, de la conciencia generada en el hogar como el primer nicho de la educación de cualquier ser humano”.

Añadió que las personas adultas tenemos la responsabilidad de que la niñez y la juventud, tengan la oportunidad de desarrollarse en un ámbito acorde a su edad y a sus intereses, “a sus expectativas, a su visión sobre la vida y las cosas, a sus sueños y esperanzas; hacia la revitalización de su entorno y naturalmente al respecto irrestricto de los derechos humanos”; eso es lo que tenemos que colocar como sociedad siempre y, como instituciones, fomentarlo y potencializarlo.

Durante su ponencia “La privacidad de los menores en el uso de las plataformas tecnológicas y las redes sociales”, el también Coordinador de los Organismos Garantes de las Entidades Federativas del Sistema Nacional de Transparencia (SNT) insistió en que un sector vulnerable en el espacio digital son las niñas, niños y adolescentes, ya que se encuentran más expuestos.

Recordó que en la actualidad, la pandemia por COVID-19 ha obligado a este sector de la sociedad a incursionar más con la tecnología y, explicó que el Internet no fue creado para los menores de edad, por lo que se debe dar mayor atención a los contenidos y producir materiales para ellos y ellas.

Expuso que de acuerdo con el Informe “Creciendo en un mundo conectado” del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, 2019), a nivel global uno de cada tres niños es usuario de internet; uno de cada tres usuarios de internet es un niño menor de 18 años y diariamente más de 170 mil menores se conectan por primera vez, con un enorme riesgo de estar expuestos a contenidos que no son aptos para su edad.

El Comisionado Presidente señaló que los procesos institucionales, como la educación formal, deben ser conscientes de que ciertas actuaciones divulgadas en redes pueden perjudicar en el futuro a los menores de edad, quedando afectados sus derechos a la privacidad, al honor o a la intimidad de su imagen.

Respecto al reconocimiento normativo del tema, explicó que actualmente existen en distintos países leyes de protección a los niños, niñas y jóvenes, como la Ley COPPA (Children’s Online Privacy Protection Act) en Estados Unidos, considerada el estándar para la protección de la privacidad de los niños conectados.

En México, nuestra Constitución incluye dos previsiones fundamentales por lo que se refiere a niñas, niños y adolescentes consagrados en los artículos 1º y 4, párrafo noveno.

Sin embargo -subrayó Bonilla Gutiérrez-, es fundamental crear un ecosistema digital seguro y relevante para niñas, niños y adolescentes, que garantice experiencias innovadoras y entretenidas a través de herramientas que potencien a marcas y creadores de contenidos para su seguridad y protección.