El brote del coronavirus, sin embargo, es una emergencia grave en China, aseguraron los expertos del Comité de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, quienes confirmaron que la transmisión de persona a persona no ha sucedido fuera del país. No obstante, su director ha pedido a todas las naciones que estén alerta e implementen medidas de prevención.

El Comité de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud ha decidido que es demasiado pronto para declarar el brote del coronavirus como una emergencia sanitaria de preocupación internacional.

“Que nadie se equivoque, esto es una emergencia de muy alto riesgo en China, pero aún no se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial”, explicó en conferencia de prensa el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la Organización, agregando que las discusiones del Comité, que tardaron dos días, estuvieron muy divididas.

Tedros informó que se han confirmado 584 casos, 575 de ellos reportados en China donde han muerto 17 personas. Los demás 9 casos están repartidos en Japón (1), Corea del Sur (1), Singapur (1), Estados Unidos (1), Vietnam (1) y Tailandia (4). Todos los pacientes habían viajado recientemente a Wuhan, la ciudad epicentro del brote.

“Estamos informados sobre otros posibles casos en otros países, pero estos apenas están siendo investigados”, dijo.

Lo que se sabe del virus

El jefe de la OMS aseguró que, hasta el momento, se ha confirmado que el virus puede causar una enfermedad grave y puede ser mortal, pero en la mayoría de los casos solo produce síntomas leves.

“De aquellos que han sido infectados, un cuarto de ellos ha experimentado síntomas graves, y aquellos que han muerto, padecían de otras condiciones médicas como hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares que debilitaban su sistema inmunológico”, dijo.

Agregó que sí hay transmisión persona a persona en China, pero por ahora se encuentra limitada a grupos familiares y trabajadores de salud que cuidan de los pacientes infectados.

“En este momento no hay evidencia de transmisión persona a persona por fuera de China, pero no significa que no va a suceder”, aseguró.

Tedros dejó claro que es más lo que no se sabe de este nuevo coronavirus que lo que se sabe: “No sabemos de dónde viene, no sabemos qué tan fácil se contagia y tampoco entendemos sus características clínicas o su severidad”.

La Organización Mundial de la Salud se encuentra trabajando “día y noche” con sus socios en China y en los demás países afectados en el terreno para llenar los vacíos de conocimiento lo más rápido posible.

Tedros aseguró que “no le temblará la mano” para volver a citar al Comité de Emergencias de ser necesario y que la decisión de no declarar una pandemia no significa que la OMS piense que la situación no es seria, o que no lo estamos tomando como se debe. “Nada puede estar más lejos de la verdad”.

Una misión interdisciplinaria

“La Organización Mundial de la Salud no recomienda más restricciones de viaje o de comercio. Recomendamos un examen médico en los aeropuertos como parte de un conjunto integral de medidas de contención”, aseguró Tedros.

Añadió que todos los países deben poner en marcha medidas para detectar los casos de coronavirus, incluidos los centros médicos.

El comité ha recomendado a las naciones apoyar los esfuerzos actuales para formar una misión internacional y multidisciplinaria.

La misión revisaría y apoyaría los esfuerzos para investigar:

  • la fuente animal del nuevo coronavirus.
  • la extensión de la transmisión de persona a persona
  • los esfuerzos para examinar a los pacientes en otras provincias de China
  • la mejora de la vigilancia de infecciones respiratorias aguadas graves en las regiones
  • la refuerzo de las medidas de contención y mitigación.

Un país en alerta

Este jueves, el Gobierno chino decidió cerrar por completo Wuhan, una ciudad portuaria con 11 millones de habitantes en la que comenzó el virus respiratorio. Vuelos y trenes han sido cancelados, así como buses y ferris.

Las autoridades chinas también han expandido las restricciones de viaje a varias ciudades cercanas como Huanggang, Ezhou, Chibi y Zhijiang que incluyen cierres completos o parciales del transporte público y afectan a millones de personas a pocos días de la celebración del Año Nuevo Lunar. Tradicionalmente, las festividades movilizan a miles de personas dentro y fuera del país.

Pekín y otras grandes urbes han anunciado que cancelarán los festejos de Año Nuevo para evitar contagios.

Unas 30.000 personas vuelan a diario desde Wuhan de acuerdo con datos oficiales, una ciudad reconocida por ser un centro industrial y comercial de la región central de China, y que posee el mayor puerto y aeropuerto de la zona.

En total unas 25 provincias chinas han reportado la enfermedad, unos 5897 contactos con personas enfermas han sido seguidos por las autoridades, unas 4928 aún se encuentran bajo vigilancia médica.

Una epidemia que revive las memorias de otra

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el coronavirus que causa el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

Se les llama coronavirus por los picos que sobresalen de sus membranas, que se asemejan a la corona del sol. Pueden infectar tanto a animales como a personas, y causar infecciones del tracto respiratorio, que van desde el resfriado común hasta afecciones graves como el SARS, que enfermó a miles de personas a nivel mundial en 2003, matando a casi 800.

Los pacientes con esta infección padecen fiebre alta, dificultad para respirar y lesiones pulmonares. Los casos se parecen al resfriado, por lo que es difícil detectarlo.

El nuevo coronavirus designado como 2019-nCoV es una nueva cepa que no se había encontrado nunca en el ser humano.

Hasta el momento poco se sabe sobre quienes están en mayor riesgo.

¿Cómo protegerse?

Las recomendaciones estándar de la OMS dirigidas al público en general para reducir la exposición y la transmisión de una variedad de enfermedades son las siguientes:

  • lávese las manos con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o agua y jabón
  • cuando tosa y estornude, cúbrase la boca y la nariz con un codo o pañuelo flexionado: deseche el pañuelo inmediatamente y lávese las manos
  • evite el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos
  • si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque pronto atención médica y comparta el historial de viajes anterior con su proveedor de atención médica
  • cuando visite mercados en áreas que actualmente experimentan casos de nuevos coronavirus, evite el contacto directo sin protección con animales vivos y superficies en contacto con animales
  • se debe evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocidos. La carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con cuidado para evitar la contaminación cruzada con alimentos crudos, de acuerdo con las buenas prácticas de seguridad alimentaria.