Durante la presentación del libro: “Serapio Rendón, Dos veces mártir”, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, destacó que es muy importante sacar del olvido a las personas, a los acontecimientos, a los procesos y volver a la memoria a quienes lucharon contra la dictadura y contra la represión, así fuera  a costa de su vida.

En el marco de la 9ª Feria Internacional de la Lectura Yucatán, la diputa Sauri reconoció al Consejo Editorial de LXIV Legislatura, por la publicación de esta obra de memoria “que trata de nuestros pares, porque finalmente el protagonista de esta historia es un diputado federal, en este caso de la vigésimo sexta legislatura, 26 legislatura, y también de otros diputados federales que, al igual que él, fueron mártires de la dictadura huertista”.

Agradeció al autor, José Luis Sierra, quien decidió que el personaje de Serapio Rendón reclamaba realmente elaborar una historia sobre esta parte de su vida, que culminó en la tragedia de su asesinato, y logró elaborar este texto. Y a la Universidad Autónoma de Yucatán, a la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán.

La legisladora también reconoció a los descendientes de Serapio Rendón, a sus nietos Eugenia Rendón Orendain y a Víctor Rendón Valdés, porque ellos han sido los depositarios de toda esta documentación, que ha pasado de la madre, de Pilar, a los hijos y luego a los nietos, en esta incansable y feroz lucha por obtener justicia para Serapio Rendón.

Recordó que la noche del 21 de agosto 1913 desapareció Serapio Rendón e inmediatamente, la familia busca a los diputados, que estaban en receso, para solicitarles que activen los mecanismos. El 23 de septiembre, la familia Rendón Ponce interpone en la Cámara de Diputados solicitud de juicio político contra el ministro de guerra y el ministro de Gobernación que es ratificado el 2 de octubre de 1913.

“El juicio político que perdura hasta nuestros días con una serie de modificaciones importantes que se hicieron en 1983, es, sin lugar a dudas, una institución que aún en medio de una ruptura del orden constitucional, seguía –vamos a decir- generando confianza en la ciudadanía para acudir a ella”, dijo.

Resaltó que, a casi 110 años subsiste la institucionalidad del juicio político y del fuero, pero cuando hay dictadura, “no hay fuero que valga, porque simple y llanamente se desconoce la Constitución”.

Sauri Riancho sostuvo que hace falta una verdadera historia del poder legislativo mexicano, que muy probablemente abarque desde las últimas legislaturas del Porfiriato y las legislaturas de todo el siglo XX hasta la actualidad del siglo XXI.

La obra rescata a un revolucionario extraordinario

El diputado Gerardo Fernández Noroña, presidente del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, indicó que el libro recupera e invita a recuperar la memoria de Serapio Rendón, y busca rescatar a un revolucionario extraordinario que vivió acoso, desgaste y aislamiento.

“El Libro nos pone en el centro el olvido inmerecido e injusto como ha pasado a otros hombres y mujeres de la Revolución. Toda esta historia debería ser contada, valdría la pena un segundo texto de la enorme batalla que la familia tuvo para que se hiciera justicia”, comentó.

Enfatizó que la obra hace memoria por medio de un trabajo historio-gráfico, pero “deja con ganas de que la historia continuara con la lucha posterior al asesinato de Serapio Rendón. Como todo buen texto te invita a buscar información adicional”.

Serapio Rendón no ha sido valorado en la historia

En su turno, el director general del Centro de Investigaciones de Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), Carlos Macías Richard, apuntó que la vida y trayectoria de Rendón, que analiza el autor, indica que se sabe muy poco de él y no ha sido valorado en la historiografía, por lo que el objetivo de esta obra es rescatarla de una doble nube del olvido.

“El Libro que se presenta está compuesto nueve entradas y 14 anexos documentales que enriquecen el conocimiento acerca de la participación de Rendón en la generación de jóvenes yucatecos que registraron incidencia en los destinos de instituciones importantes de nuestro país. Las fuentes del autor incluyen el Archivo de la Cámara de Diputados, de manera destacada, el Archivo General de Yucatán, el AGN, el de la Nación, la Fototeca Nacional, entre otros”.

Fue un mártir de la democracia

El autor de la obra, José Luis Sierra Villareal, consideró que en justo reconocimiento a la lucha del antireeleccionismo yucateco, que fue fundamental antecedente de la Revolución Mexicana, se ha propuesto llevar los restos de Serapio Rendón, y de José María Pino Suárez, a Mérida, Yucatán.

“Ambos mártires de la democracia deberían estar y reposar en Mérida”, los cuales actualmente permanecen en tumbas familiares en el Panteón Francés, en la Ciudad de México.