Ernestina Godoy impedida a convertirse en Fiscal de la Ciudad: dirigentes perredistas

La Procuradora General de Justicia, Ernestina Godoy, está impedida para convertirse en la primer Fiscal de la Ciudad, pues además de su incapacidad para impartir justicia, ha violado la Ley de Austeridad e incurre en nepotismo, lo que la hace inelegible para el cargo consideraron los integrantes de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD Karen Quiroga Anguiano y Ángel Ávila Romero.
En entrevista, Quiroga Anguiano consideró que pese a que el Congreso de la Ciudad le hizo una ley a modo “ni así cumple con los requisitos ni con el perfil para ocupar el cargo que en breve decidirá el Congreso y que forma parte de los mandatos de la Constitución de la capital del país.
Luego de que se dio a conocer que la nuera de la procuradora trabaja como asesora y tiene un ingreso superior a lo que establece la Ley de Austeridad local, la perredista anunció que la dirigencia estatal de su partido presentará una denuncia por nepotismo para que se investigue a la servidora pública, por nepotismo.
De igual manera dijo que en el PRD esperan que el titular de la Secretaría de la Contraloría abra un expediente y aclare las acusaciones contra Godoy pues de lo contrario demostrarán que este gobierno aplica la máxima de “para mis amigos justicia y gracia, para mis enemigos sólo justicia”.
Quiroga Anguiano, dijo que pese a que se ha calificado a Ernestina Godoy como una mujer íntegra y honesta, es evidente que es la primera en violar la ley y no cumplir con los requisitos ni la trayectoria para convertirse en Fiscal de la Ciudad, por lo que el PRD se opondrá a la imposición que pretende hacer el gobierno de Claudia Sheinbaum.
Por su parte, el también dirigente nacional Ángel Ávila Romero afirmó que, de ser cierta la información acerca de la supuesta nuera de Ernestina Godoy que labora junto con ella sin un perfil adecuado y con un salario de con un salario de $196,000 pesos, la única salida digna para la actual procuradora, sería que presentara inmediatamente su renuncia.
Aseveró que “la ciudadanía no puede admitir ‘amiguismo y cuatismo’ en una de las instituciones de procuración de justicia más importante del país, en donde debería privar el criterio profesional para que los habitantes de la Ciudad de México tengan una verdadera seguridad y una procuración de justicia a la altura de sus habitantes”.