VILLAHERMOSA, Tab.-  El Sistema DIF Tabasco informa que más de 13 toneladas de ayuda humanitaria se dispersan en comunidades ribereñas y localidades de la cabecera municipal de Balancán, severamente afectadas por el desbordamiento del río Usumacinta.

Sin descanso y de manera organizada, el organismo asistencial que preside la señora Dea Isabel Estrada de López, trabaja para canalizar  a las familias que hoy padecen los estragos de las inundaciones, las donaciones que llegan diariamente al  Centro de Acopio del Salón Alas.

“Un día antes deciden a donde se va a llevar la ayuda y de ahí ya se hacen el listado y nosotros lo preparamos, ya sea con despensas, ya sea preparándolos por bultos, y al otro día ya vienen por ejemplo, los diferentes municipios y ya traen sus camiones, se carga y ya se van”, explicó Alicia del Rocío Rodríguez Hernández, subdirectora de Vinculación de los Centros Asistenciales con los grupos voluntarios.

El DIF municipal de Balancán se encuentra a cargo de la entrega de los víveres que constan de 4 mil 875.69 kilos de despensa; 7 mil 628.40 litros de agua purificada para beber, además de ropa, zapatos, kit de aseo personal y de limpieza, pañales, leche para niños medicamentos y artículos de prevención del COVID-19, que este domingo se distribuyen entre los afectados.

“A través del DIF Municipal se comunican aquí con el DIF Estatal y de ahí se canaliza  la ayuda con la que nosotros contamos, lo que la gente, las ciudadanía, los empresarios nos han donado ese es lo que se les manda”, enfatizó la funcionaria.

Detalló que este día se están terminando de descargar las unidades con los alimentos y productos de primera necesidad donados por la bancada de Morena en el Congreso de la Unión, a quienes agradeció a nombre de la esposa del gobernador Adán Augusto López Hernández, el sumarse a esta labor titánica que realiza el DIF para llevar el alimento diario a los tabasqueños que hoy viven momentos difíciles por las inundaciones.

“La verdad que es un trabajo titánico aquí. Ustedes pueden ver que hay mucha gente. Bueno, hoy está un poquito tranquilo gracias a Dios, pero sí hay mucha gente que está aquí apoyándonos, ayudándonos. Vienen también voluntarios de las diferentes coordinaciones, de las señoras que participan, también vienen y nos apoyan a doblar ropa, a las despensas; claro, también con su sana distancia”, finalizó.