El Secretario de Educación Púbica, Esteban Moctezuma Barragán, informó que con la implementación del programa La Escuela es Nuestra se entregaron casi 9 mil millones de pesos para la rehabilitación y mantenimiento de planteles escolares, lo que constituye sólidos esfuerzos de inclusión y equidad para las niñas y niños del país.Durante su participación en el Informe Diario Sobre Programas de Bienestar, junto a la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, y el Coordinador General de Programas para el Desarrollo de la Presidencia de la República, Gabriel García Hernández, puntualizó que los Programas de Bienestar, en su conjunto, surgieron en el sector educativo porque miles de niñas, niños y jóvenes, miles de mexicanos, tienen que luchar en una situación de pobreza y marginación para lograr estudiar.

Recordó que el programa La Escuela es Nuestra inició operaciones el 3 de octubre de 2019, con la participación decidida de la Secretaría de Bienestar y de la Coordinación General de Programas de Desarrollo.

Abundó que tanto la organización, convocatoria, instalación y registro de los Comités Escolares de Administración Participativa (CEAP) es operada por los Servidores de la Nación, a quienes agradeció su esfuerzo.

Informó que, al día de hoy, se han conformado más de 50 mil CEAP por la Secretaría de Bienestar, y se han realizado, además, distintas visitas de asesorías técnicas a estos comités en los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco.

Moctezuma Barragán enfatizó el compromiso que tiene el Presidente Andrés Manuel López Obrador con los pueblos indígenas; por lo que, en cumplimiento a su palabra, los primeros en incorporarse al programa La Escuela es Nuestra han sido las escuelas ubicadas en las comunidades indígenas del país.

Puntualizó que la Nueva Escuela Mexicana es mucho más que un edificio remozado; es un esfuerzo conjunto de alumnos, maestras y maestros, madres y padres de familia, director y autoridades educativas que trabajan día a día con responsabilidad y entusiasmo por los estudiantes.

Detalló que actualmente el Gobierno de México entrega más de 10 millones y medio de becas, en donde se entregan mil 600 pesos por bimestre a familias de estudiantes de Educación Básica y Media Superior, y 4 mil 800 pesos para Educación Superior en localidades indígenas, de alta y muy alta marginación.

Detalló que en Educación Básica se benefician 5 millones 901 mil estudiantes; en Educación Media Superior, 4 millones 93 mil becarios, y en Educación Superior, 309 mil becarios.

Anunció que, en las próximas semanas, se incorporarán 400 mil becarios más de Educación Básica, y mil pertenecientes a la Escuela de Salud que abrirá el Gobierno de la Ciudad de México, con lo que suman más de 10 millones y medio de estudiantes y familias beneficiadas.

Moctezuma Barragán expuso que los programas de educación se encuentran en el marco que garantiza la Constitución al derecho a la educación; a partir de las reformas que propuso el Presidente Andrés Manuel López Obrador, se debe asegurar que ese derecho se haga realidad, por lo que estos programas cumplen con el nuevo principio constitucional de inclusión.

Comentó que se busca proporcionar educación a toda la población con base en dos grandes pilares, la equidad y la excelencia, porque se quiere una educación de calidad para todas las niñas y niños.

La diferencia entre equidad e igualdad, es que cuando el criterio es la igualdad, a todos se les da lo mismo; mientras que cuando el criterio es de equidad, se da más a quien más lo requiere.

Por ello, si se quiere hablar de equidad, entonces debemos dirigir el esfuerzo del gobierno a la población que se encuentra en situación de pobreza, extrema pobreza o en condiciones de vulnerabilidad.

Programa La Escuela es Nuestra

El programa para el mejoramiento y mantenimiento de la infraestructura física escolar, La Escuela es Nuestra, se implementó, en su primera fase, en 54 mil 177 plantes de educación básica, de mil 931 municipios en zonas de alta y muy alta marginación.

Gabriel García Hernández, Coordinador General de Programas para el Desarrollo, informó que, al 16 de mayo, se reporta una inversión de casi 9 mil millones de pesos, y 2 millones 448 mil 131 alumnos, y más de 130 mil maestras y maestros beneficiados.

Precisó que de las 34 mil 235 escuelas, ubicadas en comunidades indígenas, se han atendido 29 mil 859, lo que representa un 87 por ciento de avance en la conclusión de obras. En tanto, las 103 mil 268 escuelas, ubicadas en zonas de alta y muy marginación reportan un avance del 46 por ciento.

La Escuela es Nuestra, explicó, permite la construcción y reconstrucción de aulas y espacios educativos; Centros Integrales de Aprendizaje Comunitario; dormitorios para personal del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE); instalación de áreas deportivas; construcción de bardas perimetrales y sanitarios, así como obras menores y de mantenimiento como pintura, rehabilitación de red eléctrica e hidráulica; compra de inmobiliario y equipamiento.

Informó que la dispersión de recursos se realiza con base en la matrícula de cada escuela; los planteles con un máximo de 50 alumnos, es decir, 34 mil 562, reciben 150 mil pesos; los que tienen de 51 a 150 estudiantes, 10 mil 342 escuelas, reciben 200 mil pesos, y los planteles de 151 alumnos en adelante, es decir, 3 mil 259, reciben 500 mil pesos.

García Hernández afirmó que al establecer mecanismos de distribución directa de recursos se elimina la corrupción en el ejercicio presupuestal; se fomenta la democracia participativa, y se cumple con el principio de equidad en beneficio de los sectores más vulnerables.

El programa La Escuela es Nuestra es un factor de reactivación para la economía de las comunidades al generar empleo y compra de insumos, así como la contratación de mano de obra local para la ejecución de obras, concluyó.