Al entregar un nuevo edificio para la primaria Concepción Rivera, que fue destruido por el sismo de 2017, la alcaldesa Clara Brugada Molina refrendó el compromiso de la Alcaldía Iztapalapa para atender las necesidades de las cerca de 500 escuelas públicas de la demarcación y cumplir la obligación de todo gobierno de actuar de inmediato ante daños causados por cualquier fenómeno natural.

La entrega de la obra también fue encabezada por el titular de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, Luis Humberto Fernández Fuentes. Los trabajos, realizados por el gobierno federal incluyen nuevas aulas, módulos sanitarios, una biblioteca, la conserjería y oficinas para la dirección de esta primaria ubicada en la zona Urbana Ejidal de Santa María Aztahuacán.

Durante la ceremonia, alumnas, alumnos, maestras y madres de familia expresaron sus testimonios sobre el 19 de septiembre de 2017 y el proceso para la reconstrucción, en el que se percataron de que sus espacios educativos no se los arrebató el sismo, “sino la negligencia de quien tuvo que solucionar y decidió no hacerlo”, las puertas cerradas y la respuesta de autoridades que decían que no era necesaria más obra en la primaria Concepción Rivera o ni siquiera sabían que un edificio estaba inhabitable.

Luego de escuchar los relatos, la alcaldesa Clara Brugada destacó que “aun cuando no nos tocó ser autoridad en ese momento, ofrezco una disculpa pública a todos ustedes por todo el retraso que hubo de parte de las autoridades para tardar dos años y medio en terminar una obra como la que hoy van a tener”.

Y enfatizó que “a nombre de todas las autoridades de la ciudad, del país, de los responsables o no responsables, no podemos dejar que las cosas sigan así en nuestra ciudad y en el país, afortunadamente se tuvo la garantía de que con los nuevos gobiernos se hiciera la obra”.

Este evento, resaltó la alcaldesa, “debe llevarnos a reflexionar que la acción pública tiene que ser de inmediato, es obligación de los gobiernos atender de inmediato y es un derecho de las niñas y niños de las escuelas tener las mejores instalaciones, independientemente de que haya pasado cualquier situación natural”, y estableció que la Alcaldía Iztapalapa refrenda su compromiso de apoyar a las escuelas en cualquier necesidad para tener condiciones de educación dignas.

Recordó que visitó esta escuela en 2018, cuando aún no iniciaba la nueva administración federal y de la Ciudad de México, y fue testigo, por ejemplo, de que las niñas iban a los sanitarios provisionales y tenían que recurrir a un banquito para utilizarlos, mientras las maestras y maestros hacían guardia para protección de las alumnas y alumnos y también constató que en la Secretaría de Educación Pública los funcionarios que estaban por salir se negaban a realizar más trabajos en la primaria Concepción Rivera.

Hubo que esperar, relató, a que los nuevos gobiernos tomaran posesión y comenzaran los trabajos que hoy se entregan y que fueron posibles gracias a la perseverancia de madres y padres de familia, alumnas y alumnos, así como maestras y maestros.

Informó que la Alcaldía aplica un programa denominado 1, 2, 3, Por tu Escuela para dar mantenimiento a los planteles públicos, que tenían años sin recibir atención. El año pasado se intervino en 170 inmuebles, en éste serán 170 más y en 2021 otros 170 para cubrir todos con una inversión promedio de 600 mil pesos para cada uno.

Posteriormente, al dar un mensaje, el titular de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, Luis Humberto Fernández Fuentes, expresó su reconocimiento a la comunidad escolar porque esta reconstrucción fue posible por la organización de las madres y padres de familia, maestras, maestros, directora y supervisora. “La vacuna contra la indolencia y la omisión es siempre la organización de todas y todos”, estableció.

También expresó su reconocimiento a la alcaldesa Clara Brugada Molina por el trabajo a favor de la educación, pues no hay semana en que no se haga algo importante en esta materia en Iztapalapa y subrayó que en esta administración federal se ha avanzado más que en la anterior, la cual no dejó información sobre los daños y lo que haya hecho.