Con el objetivo de producir plasma anti SARS CoV-2, los Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México, S.A. de C.V. (Birmex), recibieron de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), 60 caballos para la elaboración de suero equino que será utilizado para el tratamiento de pacientes con COVID-19.

Los equinos fueron entregados por la Sedena luego de que la Secretaría de Salud hiciera la petición formal para la producción de ese plasma que funciona también como suero antialacránico y antiviperino.

En este proyecto en el que colaboran con Birmex, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), profesionales del Instituto de Biotecnología trabajan para obteener las moléculas que se inyectarán a los caballos para que produzcan el suero con los anticuerpos que tienen la capacidad de contrarrestar al virus SARS-CoV-2, los cuales se recuperan del plasma que se separa de la sangre para administrarse a pacientes COVID-19.

Las y los especialistas de la UNAM y de Birmex aclaran que este suero equino no es una vacuna y se trata de un tratamiento clínico complementario y por lo tanto tampoco puede considerarse como un recurso preventivo.

La experiencia con este tratamiento en otros países ha mostrado una disminución de 40 por ciento en la mortalidad de personas contagiadas con el virus SARS-CoV-2 y el tiempo de recuperación es más corto que en quienes no reciben el suero equino.

Birmex tiene gran experiencia en la elaboración de sueros provenientes de caballo, tiene reconocimiento mundial como uno de los mejores laboratorios productores de sueros antiviperino y antialacránico y cuenta con el equipo y las instalaciones necesarias para desarrollar el suero de caballo para tratar la COVID-19.

El director general de Birmex, Pedro Zenteno Santaella, recibió los 60 equinos, (15 machos y 45 hembras), en la Unidad de Producción de Plasma Hiperinmune, ubicado en la carretera libre México-Pachuca, en el municipio de Tecámac, Estado de México, y se suman a los 80 ejemplares que ya están en las instalaciones del laboratorio.

El director general de Birmex agradeció a la Sedena todo el apoyo para la transferencia de los equinos.

Es importante aclarar que todos los ejemplares han recibido el trato y cuidados conforme a lo establecido en la Ley de Protección a los Animales.

Los caballos Santa Gertrudis son una raza autóctona registrada ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se desarrolló tras varias generaciones de mezclas entre equinos, siendo esta última el tipo de animal con sangre pura que cumple las especificaciones adecuadas para la producción del plasma.