En Veracruz, titular del ISSSTE cumple 175 supervisiones a unidades médicas del país

Nacional

ORIZABA, Ver.- El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Pedro Zenteno Santaella, recorrió la Clínica de Medicina Familiar (CMF) de Córdoba y la Clínica Hospital (CH) de Orizaba, en el estado de Veracruz, con el objetivo de conocer a detalle las condiciones en que operan y consolidar las cinco acciones que se implementan a nivel nacional para reforzar el primer nivel de atención.

Con estas supervisiones, suman 175 unidades de primer nivel recorridas en 18 entidades durante 57 días por parte del director general del ISSSTE, para garantizar el derecho humano a la salud, como lo instruyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Informó que hasta el momento se registra 67 por ciento de avance en la solución a necesidades en las unidades médicas supervisadas, y de manera semanal se reúne con la Dirección Normativa de Supervisión y Calidad, encabezada por Israel Acosta Ibarra, para dar seguimiento a las solicitudes, ya que es la única forma de transformar al instituto.

Explicó que hace 20 días inició la implementación del sistema de digitalización de rayos X, mastografía y ultrasonido en la Clínica Hospital de Orizaba, lo que permite a médicas y médicos analizar los estudios desde sus consultorios y supervisar la evolución de casos. Con ello se reducen los tiempos de entrega y se generan ahorros, debido a que no se realiza revelado ni impresión de placas:

“Para que vean aquellos que andan medio acelerados, y de verdad chequen cómo se está mejorado el servicio de imagenología en calidad y costo.”

En la CH de Orizaba, que da cobertura a más de 69 mil derechohabientes y proporciona en promedio más de 400 consultas médicas al día, Pedro Zenteno reconoció el trabajo realizado por el personal e invitó a mantener la vocación de servicio basada en el trato humano.

Luego de escuchar y dialogar con derechohabientes, comentó que se trabaja para mejorar el servicio y ofrecer trato digno, por lo que esta unidad médica se encuentra en proceso de equipamiento y en breve iniciarán acciones de mantenimiento correctivo y preventivo, con inversión federal superior a cinco millones de pesos, pues es una clínica con más de 35 años, donde el aire acondicionado tiene más de 15 años sin funcionar.

Durante el recorrido por la CMF Córdoba, Pedro Zenteno platicó con el personal médico, administrativo y con los afiliados, a quienes dijo: “No soy fiscal, simplemente vengo a ayudar y estamos trabajando para recuperar la capacidad resolutiva del instituto”.

Destacó que esta unidad registra 33 mil 346 derechohabientes y brinda 450 consultas diarias entre medicina general y de especialidades, en dos turnos. Además, es una de las pocas clínicas con una máquina para anestesia, propiedad del ISSSTE.

Luego de recibir el reporte de que los pacientes tienen que desplazarse hasta Orizaba debido a que no funciona la máquina de rayos X, instruyó que sea reparada en menos de 15 días, situación que personalmente estará verificando.

El titular del ISSSTE recordó que en cada unidad médica supervisa el abasto de medicamentos, que haya una infraestructura adecuada, que las plantillas del personal estén completas y, en caso de ser necesario, implementar el turno vespertino o de fines de semana.

Añadió que las acciones de mejoramiento incluyen ampliación del servicio odontológico, instalación de módulos de toma de muestras para estudios clínicos, y equipamiento general para brindar el servicio que merecen los casi 14 millones de derechohabientes del instituto.

Reiteró que se invierte en equipamiento, ampliaciones o sustituciones en los Consultorios de Atención Familiar (CAF), Unidades de Medicina Familiar y en las CMF, porque algunas ya tienen más de 30 años y fueron rebasados por el número de derechohabientes.

Explicó que el propósito es descongestionar el segundo y tercer nivel de atención con acciones de fortalecimiento a la prevención desde el primer nivel de atención, donde se concentra 80 por ciento del servicio, además recuperar la capacidad resolutiva del ISSSTE que perdió por la subrogación de servicios integrales y el abandono que sufrió por décadas.