VILLAHERMOSA, Tab.- El gobernador Adán Augusto López Hernández, subrayó que en Tabasco “hay estabilidad social”, por lo que descartó que el tema de la inseguridad represente un factor que este “ahuyentando” o inhibiendo las inversiones.
Afirmó que su gobierno combate la delincuencia con profesionalismo, labores de inteligencia policial, acciones de prevención del delito y sin esconder el número de denuncias.
López Hernández, enfatizó que a 10 meses de su gestión, hay resultados concretos en ocho de los 12 delitos que venían golpeando la paz y tranquilidad de los tabasqueños.
“Hemos logrado generar condiciones de estabilidad social, pero no podemos cantar victoria; en inseguridad hemos ido abatiendo índices en secuestro, extorsión, abigeato, robo a casa- habitación, robo a comercios, robo de vehículos, robo en instituciones bancarias y asaltos en unidades del transporte público”, refirió el mandatario.
Aseveró que se continúa trabajando para revertir la incidencia de otros cuatro delitos, de los considerados de alto impacto, como son el homicidio culposo y el narcomenudeo, ambos relacionados con el crimen organizado, así como los de violencia intrafamiliar y violación, que son más de origen social.
En entrevista que concedió a un noticiero radiofónico, López Hernández, pidió mayor responsabilidad para no generar alarma en torno a los temas delictivos, por lo que advirtió que muchos de los casos que se ventilan en redes sociales, son falsos, y detrás de ellos, remarcó, existen intereses que buscan desinformar para sembrar zozobra y generar percepción negativa.
“Ahora dijeron que se habían inundado los terrenos de la refinería, sacaron una foto que incluso nosotros habíamos publicado con anterioridad; les explico: esos terrenos requieren de una preparación de sitio que entre otras cosas lleva un relleno para levantar lo que se conoce como talud, más o menos de tres metros, (pero) ese relleno tiene que salir de algún lado”, comentó.
El mandatario estatal precisó que para efectuar esa maniobra se requiere bombear agua de mar hasta el sitio, más o menos tres kilómetros.
‘No se inundó terreno de refinería’
“El agua filtra y vuelve a salir, a través de dos tubos de salida y regresa al mar, en ese inter, en lo que la draga funciona, se avienta agua con arena y eso, es lo que estos interesados personajes dijeron que era inundación, (pero) no es inundación; hubo encharcamientos derivados por la lluvia, sí, pero no se puede determinar hasta dónde, porque hay agua salada, agua de mar, llueve y se ve agua, pero el agua a como entra va saliendo”, detalló.
En lo referente del rumbo que está tomando Tabasco, se declaró optimista, en gran medida, enfatizó, porque “estamos haciendo las cosas distintas”.
Anticipó que en 2020 su administración destinará alrededor de tres mil millones de pesos para obra pública y reconoció que si bien no hay abundancia de recursos, se está actuando con honestidad y transparencia, lo que ha permitido obtener economías que se están redistribuyendo hacia más proyectos de infraestructura.
López Hernández, sostuvo que en Tabasco sí hay inversión y la recuperación económica está en marcha.
“Desde luego que (la recuperación) no va a ser de la noche a la mañana, pero estamos generando las condiciones, entre otras cosas, de seguridad para que la inversión venga a Tabasco”, estableció.
El Ejecutivo estatal expuso que la etapa de recesión que se trata de superar en la entidad no es de ahora, sino que se viene arrastrando desde que decayó la actividad petrolera, hace más de cinco años.
Afirmó además que ahora hay inversiones en el campo y como ejemplo, citó la repoblación de las primeras mil 500 hectáreas de coco híbrido y los próximos tres centros de acopio lechero, que se abrirán para reforzar dos cuencas lecheras.
Abundó que en el rubro de infraestructura, Tabasco cerrará 2019 con un ritmo de más de mil 800 millones de pesos, que es un monto muy por encima de los registros de los últimos seis años y entre las principales acciones, se refirió a la reparación de la carretera Jonuta-Zapatero, la recuperación del camino a Monte Grande y la construcción y modernización de plantas potabilizadoras y de tratamiento de aguas negras en Emiliano Zapata, Centla y Jonuta, así como la del Mango, que da servicio a Nacajuca, Jalpa, Comalcalco y Paraíso.
El gobernador Adán Augusto López Hernández, puntualizó que adicionalmente, se cuenta con una inversión adicional de 500 millones de pesos –logrados en acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu)– para rehabilitar los cárcamos de los malecones que dan cauce al río Grijalva, además de que están listos los recursos para iniciar desde inicio de 2020, la construcción de los dos distribuidores viales de Guayabal y Universidad.