En riesgo a corto plazo la producción agrícola de México: diputada priista Cuquis Camarena

Política
  • La legisladora explicó que el uso del herbicida Glifosato es indispensable por lo que su prohibición afectaría la producción agrícola de México.
  • Advirtió que la eliminación parcial o total del Glifosato afectaría a más de 4 millones de productores agrícolas del sur de México.

La diputada federal María del Refugio “Cuquis” Camarena Jáuregui, quien preside la Comisión de Ganadería en la Cámara de Diputados, mostró su preocupación ante el inminente riesgo a corto plazo que tendrá la ya lastimada producción agrícola de México, debido a la prohibición del uso del glifosato en el campo mexicano, en el decreto presidencial publicado en febrero de 2023.

Señaló, que, en un comunicado conjunto, las secretarías de Economía; de Medio Ambiente y Recursos naturales, de Agricultura y Desarrollo Rural, y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, “no dan certeza a la producción agrícola y seguridad alimentaria de nuestro país”, ya que solo pospone la eliminación total del Glifosato, mientras supuestamente el Gobierno federal encuentra alternativas y prácticas agroecológicas y saludables para sustituirlo.

Ante esto, la diputada jalisciense Cuquis Camarena, indicó que es lamentable la falta de respeto que tienen las autoridades federales hacia las y los agricultores de México, debido a la irresponsabilidad de expedir un Decreto prohibitivo y después emitir un Acuerdo que intenta paliar el eminente error presidencial, “sin tener una estrategia y planificación de sustitución del glifosato basado en la ciencia, registro sanitario y en prácticas agrícolas internacionales”.

Refirió, que es alarmante que las decisiones dirigidas hacia el campo mexicano las estén tomando personajes ideologizados y populistas de la 4T, “que han provocado que en este sexenio las importaciones aumenten y la producción nacional agrícola disminuya”. Mencionó como ejemplo, que en 2023, el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, señaló que las importaciones tuvieron un récord de 40.3 millones de toneladas de granos y oleaginosas, como frijol, maíz amarillo, arroz y trigo, lo cual implicó un crecimiento de 5.9 por ciento en relación con 2022, mientras para el 2024 la producción nacional de granos se prevé una reducción del 6.9 por ciento.

La diputada federal apuntó este panorama de incertidumbre y falta de certeza que el Gobierno federal le da a las productoras y los productores agrícolas, da una imagen negativa a la producción nacional de granos en el extranjero.

Explicó que el glifosato es indispensable para las y los agricultores porque actualmente no existe en el mercado un producto que lo sustituya.

Asimismo, detalló, que está avalado internacionalmente desde hace más de 40 años por 120 países, entre los que destacan Estados Unidos, Canadá, Japón, Brasil y Argentina, quienes son socios comerciales de nuestro país. También lo avala la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, la Unión Europea y Agencia de Investigación del Cáncer, quienes recomiendan que no se prohíba su uso, porque es un herbicida de bajo costo que se utiliza para preparar la tierra antes de la siembra.

La legisladora puntualizó que con la eliminación total o parcial del Glifosato y sin ningún sustituto eficaz, se afectarían a más de 4 millones de productoras y productores agrícolas del sur de México que se dedican a cultivos de granos, cítricos, aguacate y algodón, siendo que el consumo de este herbicida en esa región del país es del 50 por ciento.

Al respecto, el Consejo Nacional Agropecuario, refiere que, si el Glifosato saliera del mercado agrícola en estos momentos o en los próximos años, sin existir alternativas y prácticas agroecológicas eficientes, se estima que la producción en México de cultivos clave se reduciría hasta en 20 por ciento, lo cual puede generar un impacto significativo en pérdidas de casi el 10 por ciento del PIB agropecuario, llevando a ser un país más deficitario e importador de granos y otros productos agrícolas.

Por lo que, Camarena Jáuregui hizo un llamado al Gobierno federal para que se abrogue el decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el 13 de febrero de 2023, que prohíbe el uso del Glifosato en la actividad agrícola, al referir que sus efectos tendrían un impacto negativo en la producción del campo, en la seguridad alimentaria y en los precios de los alimentos.