Alertados sobre la presencia de cacería furtiva dentro del Área Natural Protegida denominada Área de Protección de Flora y Fauna Ciénegas del Lerma, Estado de México, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguraron 13 productos de vida silvestre y cinco escopetas calibre 12 utilizadas para dicha actividad.

Resultado de diferentes denuncias ciudadanas, se llevó a cabo la visita de inspección en diferentes puntos del polígono de la citada área natural donde fueron sorprendidos cazadores furtivos fuera de las Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) autorizadas.

Uno de ellos, tras ser conminado a presentar los permisos para realizar dicha actividad, dijo carecer de licencia de cacería y tampoco mostró el cintillo de cobro cinegético. Luego de lo anterior, el personal de la citada Procuraduría procedió al aseguramiento precautorio de cuatro aves acuáticas cazadas y dos escopetas calibres 12 y 25, con cartuchos útiles.

En polígono diferente, fueron encontrados tres cazadores más. Uno portaba ilegalmente una escopeta calibre 12 y un ave cazada que le fueron aseguradas precautoriamente por carecer de los permisos respectivos. Los otros dos no portaban los cintillos de cobro al momento de la inspección (uno de ellos tampoco mostró licencia de caza). Derivado de lo anterior, se procedió al aseguramiento precautorio de dos escopetas calibre 12 y 8 aves cazadas.

Con acciones como las descritas, Profepa da puntual seguimiento a los procedimientos administrativos, así como a las medidas de seguridad impuestas en favor de la preservación del ambiente y la vida silvestre en el país.