En la inauguración del primer Foro Regional sobre el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 en la ciudad de Xalapa, Veracruz, el coordinador del PT, diputado Reginaldo Sandoval Torres, expresó que este documento no está planteado mirando el mercado, a organismos internacionales o al uno por ciento de mexicanos que han sido más beneficiados, sino está pensado en ver a la mayoría y en ver de forma diferente.

Al hablar en representación del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), diputado Mario Delgado Carrillo, Sandoval Torres subrayó que el PND se enmarca en lo que es la visión de la Cuarta Transformación.

“No tengo la menor duda de que en esa ruta cabemos todos los mexicanos; vamos a reinstalar el nuevo pacto social en donde todos quepamos y, en el eje central, que es la justicia, porque uno de los principales problemas que tiene México es la desigualdad, donde la riqueza se concentró en muy pocos y la pobreza en muchos”, añadió.

Reginaldo Sandoval precisó que se está reintentado recomponer o constituir el nuevo pacto social, el cual, producto del modelo neoliberal, se descompuso.  Por primera vez en la historia el Poder Legislativo es responsable de aprobar o desaprobar el PND que ha presentado el Presidente de la República.

“No tengo duda que la decisión del Poder Legislativo, con consenso de la Mesa Directiva y de la Jucopo, se genere lo que es el parlamento abierto, para escucharnos todos en un propósito, que es México y es la patria. Es difícil ver al PND que presentó el presidente López Obrador desde otra mirada, porque nuestras visiones y concepciones venían construyéndose desde hace 36 años”, añadió.

El presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Veracruz, José Manuel Pozos Castro, refirió que en días pasados la entidad aprobó su Plan Veracruzano de Desarrollo (PVD) 2019-2024, el cual guarda plena congruencia con los postulados establecidos en el documento impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Externó el compromiso de las y los veracruzanos para alcanzar los grandes objetivos nacionales. Añadió que, con la coordinación entre los tres poderes del Estado, se llevarán a cabo las acciones necesarias para la Cuarta Transformación histórica que demandan los ciudadanos.

“Las y los veracruzanos estamos comprometidos a trabajar en el ámbito económico, social y político, con ética, honradez y respeto a la legalidad para desterrar la corrupción, la simulación, la opresión, discriminación y el predominio del lucro sobre la dignidad, y hacer de la entidad una tierra que nos llene de orgullo”, afirmó.

Waltraud Martínez Olvera, jefa de la Oficina de Programa de Gobierno del estado Veracruz, señaló que el PND es un producto consensuado con la población. “Estamos hablando de un plan ciudadano y eso es sumamente importante para todas y todos los mexicanos”.

Destacó que tiene planteado principios que pueden ser sustento de la administración pública y de las acciones de todos los servidores para con la ciudadanía. Es parte de los compromisos de la Cuarta Transformación y “es satisfactorio verlo plasmado claramente como lo es: no dejar a nadie fuera, por el bien de todos, primero los pobres”.

Este documento nos está hablando de que volteamos a ver a todos los sectores y ciudadanía, pero prioritariamente a los que históricamente han sido vulnerados en sus derechos. El Estado debe de proveer por igual y de manera inclusiva ciertos beneficios y servicios a la población.

Pedro Hipólito Rodríguez Herrera, presidente municipal de Xalapa, Veracruz, subrayó que con el Plan Nacional de Desarrollo se enfrenta de manera apropiada el reto del cambio climático. “Debemos trabajar de manera intensa en este tema. Se debe evitar que sigan prosperando las industrias tóxicas y las empresas extranjeras que vienen a vendernos espejos a cambio de nuestros recursos naturales; necesitamos defender el patrimonio cultural y la riqueza bicultural”.

Resaltó que el principal reto que se enfrenta en el país: la desigualdad. Xalapa, dijo, es la segunda ciudad con mayores índices de diferencias, pues “deriva de años de corrupción y de una clase política depredadora que se sirvió de los recursos públicos para amasar fortunas y que ha logrado desviar esos recursos para su enriquecimiento personal, haciéndole daño a los estratos más pobres”.

El PND, subrayó, enfrenta con claridad el desafío de la desigualdad y plantea repartir de una forma distinta la riqueza. “Tanto el sector privado como el público tenemos que redistribuir la riqueza y transitar a ciudades y regiones sustentables, donde se pueda enfrentar el cambio climático, porque es la prioridad en este momento, dado que sus efectos los viviremos en los próximos días”.

La rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, resaltó que las instituciones públicas superiores han incidido definitivamente en el desarrollo y siguen comprometidas con hacerlo.

Se congratuló con la aprobación de las reformas constitucionales en materia educativa, donde se reconoce como un derecho y la obligatoriedad del Estado de otorgarla en todos los niveles. “Ahí las instituciones tenemos el reto de procurar aumentar la capacidad y la matrícula sin deterioro de la calidad”.

Mencionó que el plan tiene ejes muy firmes: equidad, sustentabilidad e interculturalidad. “Nosotros asumimos los compromisos que están establecidos para la educación en el PND, pero seguiremos pugnando por el apoyo de las autoridades gubernamentales para respaldar a la enseñanza pública, a la ciencia y la tecnología”.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Veracruz Centro, Julio Enrique García Martínez, celebró estos foros regionales dado que se incluyó a la sociedad y dijo coincidir con lo planteado en el PND en el tema de la corrupción. “Estamos de acuerdo con el objetivo de acabar con la corrupción en toda la administración pública, pues ha impedido el desarrollo de México, en detrimento de la infraestructura, de la educación, salud, justicia y seguridad”.

Calificó de acierto separar el poder político del económico, y coincidió con la visión del Ejecutivo federal de lograr el bienestar de la población mediante un modelo de crecimiento equitativo, sostenido y balanceado que permita un progreso anual del Producto Interno Bruto del 4 por ciento entre 2019 y 2024.

Para lograr el bienestar, dijo, es fundamental el desarrollo eficiente de la infraestructura, de calidad y asequible para todos. Es esencial el impulso de la construcción y su impacto en la cadena productiva, así como el fomento de los empleos bien pagados.

Octavio Augusto Jiménez Silva, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Xalapa, AC, se pronunció por respaldar las pequeñas y micro empresas, ya que generan el mayor empleo. “El sector empresarial alaba que dentro del PND esté contemplada esa agenda, pero deben existir las acciones y metas, así como un seguimiento”.

Hizo votos para que haya seguridad, porque el sector empresarial modificó sus horarios de trabajo. “Sabemos del esfuerzo que se está haciendo y de la comunicación estrecha, pero se deben dar resultados concisos; tengan en cuenta que este sector también va a estar trabajando hombro a hombro”.

La corrupción, expuso, “nos ha dolido a todos y se ha vuelto un cáncer para la sociedad, pero todos juntos podemos empezar a erradicarlo. Las denuncias ciudadanas son fundamentales”.

La integrante de la Junta de Gobierno de Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Estela Casados González, externó su preocupación por la recomposición de presupuestos para atender los temas y los problemas de las mujeres. “No podemos entender estrategias radicales o que piden llegar a un buen fin, sin tener en cuenta lo que significa defender la vida y los derechos de las mujeres”.

Planteó fortalecer al Inmujeres y a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), pues más de la mitad de las entidades federativas están en Alerta de Violencia de género, en mayor medida por el delito de feminicidio, y Veracruz tiene dos alertas.

Se tiene, afirmó, un andamiaje legal interesante, importante y perfectible, pero “debemos operativizarlo. Sin presupuestos ni una reglamentación, poco podremos hacer. En México, cada día diez mexicanas están siendo víctimas de feminicidio; hay que seguir trabajando”.