Close
Una manera distinta de leer...

En la Capilla Alfonsina, alumnos y maestros recuerdan a Alfonso Reyes en su 130 aniversario

Para recordar al escritor mexicano Alfonso Reyes en el 130 aniversario de su nacimiento, la Capilla Alfonsina recibió a maestros y alumnos de la Fundación Cim Dara, quienes ofrecieron el concierto Musicalizando a Reyes, el cual se llevó a cabo el viernes 17 de mayo en la colonia Condesa de la Ciudad de México.

Con el apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la celebración consistió en la interpretación de una serie de composiciones breves para violín, piano, tuba y canto realizadas por los alumnos y maestros de Cim Dara -así como lecturas de obras- a partir de la literatura del “regiomontano más universal”.

En la sesión, moderada por Emma Rueda, directora general, y Gerardo Payán, director académico de la fundación, participaron también los coordinadores de los talleres literarios que se imparten en la Capilla Alfonsina.

“Este recital es en conmemoración a esta lumbrera que por tantas y tantas generaciones nos ha sabido acompañar y por tantos y tantos años ha sabido mantenerse en los anaqueles y bibliotecas, y hoy en la voz, en la música de nuestros alumnos y maestros”, dijo Gerardo Payán al dar la bienvenida al público que abarrotó la biblioteca del recinto.

Este homenaje –dijo Emma Rueda- parte de la iniciativa de que nuestros alumnos hicieran una serie de composiciones basados en la obra literaria de don Alfonso Reyes, porque nuestros alumnos no sólo aprenden música, sino que componen, innovan, experimentan y se atreven, acompañados de sus profesores que los apoyan, al igual que la Capilla Alfonsina”.

Y es que, en efecto, en el concierto Musicalizando a Reyes tomaron parte alumnos de Cin Dara, como los pianistas Perla Torres, Karim Heredia, Zareth Luna y Arturo Espino, el guitarrista Alfonso Garcés y el violinista Zaid Hernández, quienes, en diferentes momentos, interpretaron breves piezas de compositores como Franz Burgmüller, Franz Schubert, Böhm, Ignaz Biber, Johann Sebastian Bach y otros compositores.

Parte importante del homenaje a Alfonso Reyes en su 130 aniversario fue la lectura de fragmentos de su obra en diferentes idiomas. Omar Ledesma dio lectura al texto La norma en francés, mientras que Fernando Palomino hizo lo propio con el ensayo El suicidio en japonés, en tanto que Omar Ledesma leyó Ley profunda en italiano, despertando el aplauso de los asistentes.

En su momento, Javier Vieyra Galán, coordinador de taller de oratoria de la Capilla Alfonsina, compartió con el público una de las facetas menos conocidas del escritor homenajeado: la crítica de cine, la cual le ocupó durante muchos años y la dio a conocer varios años, junto a Martín Luis Guzmán, bajo el seudónimo Fósforo. Reyes acudía frecuentemente –dijo—al cine Lido, a unas calles de esta Capilla Alfonsina.

Por su parte, la escritora Beatriz Saavedra, coordinadora del taller de poesía de la Capilla, dejó un breve texto leído por Gabriel Simes en la que se refirió a la importancia que Alfonso Reyes daba a la construcción de la poesía. El lenguaje como creación estética –dijo Saavedra— era de suma importancia para Reyes y decía que ésta debía tener una melodía y una música para permanecer latente en el lenguaje popular de su tiempo.

Luego de una breve lectura en náhuatl de la obra cumbre de Alfonso Reyes, Visión de Anáhuac, y de constantes referencias a Ifigenia Cruel, otras de las obras más destacadas del homenajeado, el Coro de Cim Dara interpretó la obra coral Ifigenia Cruel, escrita por Gerardo Payán, con lo que cerró el concierto.

scroll to top