Una cifra récord de un millón 308 mil 017 de declaraciones patrimoniales y de intereses logró recibir la Función Pública, encabezada por Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, durante el ejercicio 2020, año en que por primera vez todas las personas servidoras públicas de la Administración Pública Federal (APF) tuvieron que cumplir con esa obligación constitucional, al sumarse a este mecanismo de rendición de cuentas maestros, enfermeros y médicos, y demás personal operativo.

En la Primera Sesión Ordinaria 2021 del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), realizada de manera virtual, la secretaria Sandoval Ballesteros hizo un reconocimiento a las instituciones del gobierno federal y a sus funcionarios, “en línea con nuestro compromiso de hacer y ser el gobierno más honesto y transparente de la historia”.

“Hoy contamos con más y mejores elementos para vigilar que ningún servidor público genere ingresos ilícitos a partir de su posición, ni aproveche su posición de influencia en beneficio propio o de sus allegados”, aseveró.

Subrayó que “el logro alcanzado, pese a las condiciones que ha impuesto la pandemia por Covid-19, refleja el compromiso del Gobierno de México y de sus funcionarios con la transparencia y la nueva ética en el servicio público”.

La cifra lograda representa seis veces más que la alcanzada en el ejercicio 2019, cuando se recibieron alrededor de 209 mil declaraciones. En esta ocasión, la Función Pública y 151 entidades de la APF cumplieron al 100%, y 86.6% lograron que 9 de cada 10 de sus funcionarios presentaran su declaración a tiempo a través de la plataforma DeclaraNet.

La secretaria Sandoval Ballesteros refirió que en el ejercicio 2020 el universo de los declarantes pasó de 222 mil 480 a un millón 545 mil 492 sujetos obligados, y del nivel de Director de Área para arriba hubo un porcentaje inédito de cumplimiento de 90,88%, que alcanzó el 100% en el caso de las y los secretarios de Estado.

Debido a este incremento en el número de sujetos obligados, que nunca habían presentado una declaración patrimonial, la Función Pública desplegó un amplio ejercicio de capacitación y difusión, que incluyó más de 26 talleres virtuales para el llenado de los formatos y divulgó videotutoriales que han tenido cerca de 720 mil visualizaciones.

Aunado a ello, la Función Pública brindó atención telefónica a más de 23 mil 400 personas a través de 15 líneas; atendió más de 156 mil correos electrónicos relacionados con solicitudes y dudas sobre la plataforma DeclaraNet, y a 8 mil 078 personas se les orientó de manera presencial en los módulos instalados, previo a la suspensión de actividades por el cambio a rojo del semáforo epidemiológico en la Ciudad de México. A esta tarea se sumaron las acciones de difusión y promoción a través de los comités de ética de las dependencias y entidades de la APF.

La secretaria Sandoval Ballesteros señaló que en 2021 se van a sumar a este esfuerzo de transparencia y rendición de cuentas los estados y municipios, lo que implicará otro enorme desafío, ya que, según estimaciones, solamente en los poderes Ejecutivos estatales, el número de sujetos obligados aumentará de 386 mil 524 a 3 millones 084 mil 260, es decir, un 698% más.

“Por lo anterior, estamos trabajando en coordinación con los Estados para compartir nuestro sistema de declaraciones patrimoniales, y para establecer mecanismos simples y efectivos de capacitación y difusión para el cumplimiento de esta obligación”, expuso.

Indicó que hasta el momento 25 entidades federativas están en proceso de formalizar convenios de colaboración con la Función Pública para transmitir la licencia del uso del nuevo sistema DeclaraNet, y 12 de estos se estarán firmando en los próximos días.

Los formatos que se implementaron para la presentación de la declaración patrimonial y de intereses retoman las modificaciones impulsadas por la secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, aprobadas en 2019 en el seno del propio SNA, y que permitirán un mejor monitoreo de la evolución patrimonial de los servidores públicos. Asimismo, su aplicación fue posible gracias a que la Función Pública modernizó, con personal y recursos propios, el sistema DeclaraNet, con una interfaz más sencilla y ágil para los usuarios.