En el Museo de Arte Moderno abre la exposición Abraham Ángel: entre el asombro y la seducción

Cultura
  • Es la primera retrospectiva que se hace del trabajo del artista en más de 35 años; permanecerá abierta al público hasta el 14 de julio de 2024, después de su exhibición en el Museo de Arte de Dallas

En el Museo de Arte Moderno (MAM) abrió al público la exposición Abraham Ángel: entre el asombro y la seducción, primera gran revisión del trabajo de este artista mexicano en más de 35 años, la cual llegó a este recinto después de su éxito en el Museo de Arte de Dallas (MAD).

La muestra reúne 26 obras de pintura, de las cuales 19 son de Abraham Ángel (1905-1924) y el resto es una pequeña selección de lienzos de sus contemporáneos Manuel Rodríguez Lozano, Adolfo Best Maugard y Roberto Montenegro.

Organizada por la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través del Museo de Arte Moderno y en colaboración con el Museo de Arte de Dallas, la muestra fue presentada por los directores de ambos recintos, Natalia Pollak y Agustín Arteaga, ante un numeroso público.

Con la representación de la directora general del Inbal, Lucina Jiménez López, la directora del MAM, Natalia Pollak, expresó: “Nos reunimos en el Museo de Arte Moderno para celebrar la vida de un gran artista mexicano cuya propuesta plástica perfiló una de las estéticas más auténticas y renovadoras del arte nacional, justo en el momento en que la modernidad en México comenzaba a despegar”.

Visibilizar precisamente el crisol de identidades que conforman la vida cultural de nuestro país, incluso más allá de nuestras fronteras —dijo la directora del MAM— es lo que nos lleva a celebrar la exposición Abraham Ángel: entre el asombro y la seducción, resultado de la colaboración del Inbal y el Museo de Arte de Dallas, además del apoyo de una decena de instituciones culturales nacionales y estadounidenses.

Al contextualizar la vida y obra del artista expositor, comentó que a inicios de los años veinte del siglo XX, como parte del proyecto cultural de José Vasconcelos y de los apoyos que promovió el gobierno posrevolucionario, una serie de jóvenes decidieron participar en la renovación que encabezó el movimiento muralista mexicano contra los rígidos y colonialistas conceptos estéticos que se promovían desde la Academia.

“Con ello —agregó— en el año 1922 se vio emerger, con tan solo 17 años de edad y una inusual destreza y frescura, la obra conmovedora y plenamente moderna del llamado Niño pintor: Abraham Ángel”.

Los pinceles de Abraham Ángel tienen un carácter primitivista y espontáneo, acorde con varias de las búsquedas vanguardistas internacionales de la época que, como parte de los planteamientos del propio Best Maugard, parece poner en diálogo los recursos antiquísimos del arte popular con los de la pintura moderna, subrayó Pollak.

Asimismo, agradeció al director del MAD, Agustín Arteaga, por esta iniciativa que ha develado nuevos estudios para renovar la interpretación de la obra, así como las pesquisas para encontrar trabajos extraviados.

En respuesta, Arteaga, mexicano de nacimiento y quien inició su carrera como subdirector del MAM, agradeció al Inbal y al Museo de Arte Moderno “por la bellísima instalación que han hecho de esta exposición, la cual nos permite admirar, prácticamente de una manera casi unísona, toda la obra que Abraham Ángel produjo y que conocemos hasta el día de hoy”.

Entender el concepto de inclusión

Arteaga comentó que el proyecto nació en el Museo de Arte de Dallas hace casi tres años. En este recinto—dijo— tenemos un programa expositivo que está dedicado a rescatar las figuras que se han quedado en los márgenes de la historia del arte. Tomando en cuenta que en Dallas el 40 por ciento de la población es latina y particularmente mexicana, sentimos la necesidad de allegar al público obras de los grandes artistas de nuestro gran país.

Comentó que el artista de la exposición, el Niño pintor, entre otras cosas, tuvo esta figura casi mítica después de su repentina muerte a tan solo 19 años de edad. Y recordó que el proyecto de la exposición surgió con la finalidad de celebrar el centenario de la muerte de Abraham Ángel que se cumple en 2024.

Abraham Ángel: entre el asombro y la seducción

El título de la exhibición evoca la vitalidad y el misterio de las pinturas del artista y hace referencia a la cita del escritor y poeta mexicano Luis Mario Schneider, quien describe de esa forma la experiencia de ver la pintura de Abraham Ángel por primera vez.

Con la curaduría de Mark A. Castro, la muestra reúne la mayoría de las obras conservadas de Abraham Ángel, quien vio interrumpida la trayectoria por su inesperada muerte a los 19 años.

A través de cuatro núcleos temáticos se examinan momentos fundamentales de su carrera, su formación artística, estilo único de pintura, así como de sus intereses. Abraham Ángel desarrolló un lenguaje plástico particular que capturó la sociedad, la ciudad y la cultura cambiantes de México de principios del siglo XX.

Además, la exposición está acompañada de un catálogo que examina la carrera de Ángel y su contexto a través de dos ensayos académicos y textos de sala extendidos. Esta es la primera publicación dedicada al artista en inglés.

El curador, Mark A. Castro

Ha sido el director de asuntos curatoriales del Museo de Arte Chrysler desde abril de 2023. Previamente fue el primer curador Jorge Baldor de Arte Latinoamericano en el Museo de Arte de Dallas (DMA), donde fue curador y cocurador de Flores mexicanas: Women in Modern Mexican Art (2019), To Be Determined (2020), Frida Kahlo: Five Works (2021), Devoted: Art and Spirituality in Mexico and New Mexico (2021), Octavio Medellín: Spirit and Form (2022) y Abraham Ángel: Entre el asombro y la seducción. Antes del Museo de Arte de Dallas ocupó varios cargos en el Museo de Arte de Filadelfia.

La muestra estará abierta al público hasta el 14 de julio de 2024. El Museo de Arte Moderno se ubica en Paseo de la Reforma esquina Gandhi s/n, primera sección, Bosque de Chapultepec.